Existen distintas causas de sufrimiento en el amor y en el desamor: la idealización da lugar a una experiencia personal que no está alineada con la realidad. A continuación, compartimos cuatro motivos para no idealizar una relación de pareja.

1. Expectativas irreales

¿Qué ocurre cuando el modo de vivir una historia parte de unas expectativas excesivamente altas? Es frecuente que en algún momento el ideal se rompa porque la realidad no es tal y como se había imaginado. Las expectativas irreales se convierten en un foco de frustración, estrés y desencanto.

2. Conocer a alguien tal y como es

El amor no solo está vinculado con el sentimiento, sino también con el conocimiento. Un compromiso muestra el proyecto de vida de dos personas que se aceptan de forma incondicional sin pretender cambiarse. La idealización no te deja descubrir a otro ser humano en su verdadera esencia, sino que te centras en cómo te gustaría que fuese.

3. La belleza del amor no reside en la perfección

El amor es un motor que eleva la resiliencia y el encuentro con la felicidad. A pesar de las dificultades y obstáculos que se producen en la vida, la capacidad de amar y el regalo de ser correspondido alimentan la autoestima. ¿Qué ocurre cuando alguien busca la perfección en su relación de pareja? No la encuentra, por mucho que se esfuerce.

pareja-en-la-playa

4. Motivos para no idealizar una relación de pareja: crecer como persona

El amor se afianza cuando cada uno también se desarrolla como ser humano a nivel individual. La idealización de una relación no te deja centrarte en aquello que tú puedes hacer para mejorar la comunicación y la calidad del tiempo compartido en común.

Cuatro motivos para no idealizar una relación de pareja que forman parte de una lista que puedes ampliar desde tu punto de vista.

0/5 (0 Reviews)