Buenas razones para no huir de la soledad

62

La soledad produce sensaciones diferentes. Algunos la buscan de forma consciente, otros identifican este estado con la tristeza. Sin embargo, evitar esta experiencia produce consecuencias negativas a largo plazo.

1. Siempre te encuentra

Por mucho que intentes alejarte de ella, puede irrumpir en el momento más inesperado. Incluso cuando estás rodeado de gente, la soledad tiene la capacidad de hacer acto de presencia en tu corazón.

2. Forma parte de tu naturaleza

Es positivo que afiances tus vínculos personales, ya que la compañía de los demás enriquece tu esencia como ser social. No puedes estar permanentemente acompañado por alguien durante todos los días de tu vida, sin embargo, sí tienes un lazo contigo mismo. La soledad te aporta experiencias nuevas. Forma parte de la vida, por ello, evitarla implica interpretar la existencia desde un punto de vista reduccionista. Un punto de vista que incrementa la dependencia emocional y la búsqueda de sobreprotección.

3. Estar preparado para afrontar los desafíos que plantea

Ofrece muchas ventajas, pero también plantea algunas dificultades. Los obstáculos aumentan cuando alguien huye de esta situación, ya que en ese caso no se prepara para afrontar el momento en el que este hecho pueda manifestarse en su vida. Una etapa de soledad, en ocasiones, llega en el instante más inesperado.

4. Creatividad

Muchos momentos de inspiración llegan en un momento en el que reflexionas con calma sobre un tema, observas atentamente la realidad, visualizas el futuro o escuchas el sonido del silencio.

chica-con-peluche

5. Es tu amiga (o puede llegar a serlo)

Como hemos comentado antes, la soledad forma parte de la esencia del ser humano. Por tanto, es una vivencia íntima que te enriquece como persona. La soledad es tu amiga cuando te familiarizas con los instantes de ausencia de compañía.

0/5 (0 Reviews)