Afortunadamente hoy en día es muy sencillo llegar a cualquier parte del planeta con la ayuda de un GPS. Viajar en coche con un navegador nos permite encontrar hasta el rincón más desconocido del mundo y eso hace que ya no tengamos que recurrir a las típicas guías que antiguamente nos daban pistas sobre las calles y las carreteras que debíamos transitar. Y eso por no mencionar el ir preguntando a la gente por la calle…

Si vas a comprarte un navegador GPS, te recomiendo que tomes nota de lo que te cuento a continuación, puesto que describo todo aquello que deberías tener en cuenta para que tu elección sea acertada. ¿Empezamos?

¿Qué es un navegador GPS?

Creo que a estas alturas todos lo tenemos bastante claro, pero nunca está de más ahondar en lo que sería la definición de navegador GPS. Para empezar, conviene saber que GPS (Global Positioning System) es el dispositivo que te posiciona y te ubica dentro del mapa. Es muy útil para moverse de un punto a otro empleando cualquier medio de transporte, e incluso andando. Las señales satelitales que recibe le sirven para orientarnos sobre el camino que debemos emprender para llegar a nuestro destino. Todo ello con la posibilidad de recibir mensajes por voz y con la tranquilidad de saber que siempre conoce nuestra ubicación exacta. Además, también puede ofrecer rutas alternativas en el caso de que haya más tráfico de lo previsto por culpa de un accidente, por ejemplo.

Elige el mejor GPS

Para elegir el mejor GPS te recomiendo acceder a tiendas online como recambioscoche.es, donde encontrarás muy buenas opciones especialmente para tu coche.

A pesar de que puedes comprar varios modelos de GPS por unos 100 Dolares, debes saber que la mayoría de GPS que se venden rondan los 200 Dolares o más, ya que ofrecen una serie de funcionalidades muy recomendables que no ofrecen los más económicos del mercado.

Evidentemente, que te compres un modelo muy barato o un modelo muy caro no solo dependerá de lo que puedas gastarte, sino del uso que le vayas a dar. Hay modelos muy básicos que pueden servirte si el uso que le vas a dar es esporádico y si no necesitas demasiada información. Sin embargo, si vas a utilizarlo en tu día a día y necesitas recibir una gran cantidad de datos para llegar lo antes posible a todas partes, en ese caso deberías plantearte la posibilidad de hacerte con un GPS de gama media o alta.

¿Qué tener en cuenta antes de comprar un GPS?

Una de las primeras cosas que deberías tener en cuenta a la hora de comprar un GPS es la marca. No todas tienen la misma experiencia en la fabricación de GPS, y evidentemente eso es algo que hay que valorar. Marcas como Garmin o TomTom llevan muchos años en el mercado y eso puede darte algunas pistas del servicio posventa que puedes llegar a recibir en caso de avería.

La cobertura es otro de los factores que hacen que un GPS sea mejor o peor. La señal se envía por ondas electromagnéticas y eso explica por qué en túneles muchas veces perdemos la conexión con nuestro GPS. Los mejores GPS permiten acoplar una antena exterior para que nunca se pierda la señal, pero como es lógico eso es algo que tiene un coste extra.

El tamaño de la pantalla y si es táctil o no es algo que también repercute en el precio. Una vez más debes pensar en tus necesidades y en el uso que les vas a dar para otorgar más o menos importancia a estos factores. Todo ello junto a la conectividad y a la alimentación de las baterías, que pueden hacer que dure más o menos sin apagarse.

5/5 (1 Review)