¿Perjudican los comentarios al SEO ?

197

Ya se sabe que el SEO es un arte. Es muy complejo, en gran parte, porque los algoritmos de Google utilizan más de 200 factores de calidad a la hora de posicionar las páginas. Como se suele decir de forma habitual entre los profesionales del posicionamiento SEO, algunos de esos factores son desconocidos para los propios trabajadores de Google.

Google solo presta atención a los comentarios en páginas pilar, con contenido que ya está posicionado

Uno de los elementos que se ha considerado recientemente como posible factor de posicionamiento son los comentarios. Hasta ahora, los comentarios siempre han quedado fuera del SEO, ya que nunca han sido importantes ni se les ha dado relevancia desde Google. Sin embargo, a raíz de una pregunta en el podcast «Search of the Record» dirigido por los gurús de Google John Mueller y Gary Illyes,  el tema de los comentarios ha salido a la palestra, ¿afectan al SEO o no?

En el podcast, un usuario hizo una pregunta sobre utilizar aplicaciones de terceros como Disqus -un servicio de gestión de comentarios que se puede implementar en cualquier página y que realiza una función parecida a la de un red social y un lector de feeds, agilizando los comentarios-. En concreto, preguntaba sobre si Google era capaz de indexar los comentarios realizados a través de este tipo de servicios.

Ambos expertos de Google señalaron que solo los comentarios que aparecen en los contenidos principales tienen poco peso en el posicionamiento de una página web. Por ejemplo, una página web sobre educación, con un contenido central sobre el método Montessori que reciba muchos comentarios, sí que tendrá cierto peso para Google, que traducirá todos esos comentarios como una señal de autoridad de la página y, por tanto, mejorará el EAT de la misma. En cambio, comentarios en una página secundaria o de poco peso para el posicionamiento de la página, no tendrán ningún efecto.

Sin embargo, sí que hay que tener en cuenta los comentarios de tipo spam. Este tipo de comentarios, suelen promocionar productos que Google etiqueta como adultos, lo que puede ocasionar un problema para el posicionamiento de la página. Por ejemplo, una página de recetas de galletas de limón, que tenga muchos comentarios en los que se venden productos sexuales, puede ser etiquetada por Google como contenido adulto o incluso spam, lo que impediría que se posicionara adecuadamente.

La solución, además de configurar correctamente los plugins antispam, pasa por revisar los comentarios manualmente y los enlaces que suelen acompañar a estos, eliminando aquellos que resulten sospechosos o, directamente, nocivos.

0/5 (0 Reviews)