Tener más espacio en una recamara pequeña es un objetivo habitual en viviendas con pocos metros cuadrados. ¿Qué soluciones dan amplitud a una habitación mini?

1. Mesitas de noche pequeñas

cama-grande-con-mesitas-de-noche
La mesita de noche es un mueble auxiliar que completa la zona de descanso. Se sitúa junto a la cama y aporta un espacio de almacenaje extra para guardar algunas cosas. El nivel de protagonismo de la pieza es mayor cuando tiene una importante presencia a nivel visual.

Pero también es posible optar por un diseño minimalista. Elige una mesita que cumpla su función práctica y te permita contar con una superficie de apoyo para situar algunos productos.

2. Estanterías

estanterias-en-dormitorio
Para tener más espacio en un recamara pequeña, es recomendable que aproveches la altura del cuarto. Existe un tipo de mueble que consigue este objetivo: la estantería. La encontrarás en formatos diferentes. Un diseño integrado por varios estantes ofrece una solución para mejorar la organización y orden.

Ten en cuenta que un entorno ordenado influye muy positivamente en el descanso. Por otra parte, el mueble tiene un gran potencial decorativo, ya que puede ser adornado con letras, cajas bonitas, libros con una edición cuidada, marcos de fotos, recuerdos personales y láminas. Un cambio en la composición de la estantería es clave para renovar la estética del cuarto de forma sencilla.

3. Armario abierto

vestidor-abierto
El armario ropero es una de las piezas más importantes de la recamara. Te aporta el entorno necesario para organizar las prendas de ropa de cada temporada. El mueble puede tener múltiples características. Existe una tendencia que aporta un aire juvenil a la habitación: el vestidor abierto. Un concepto que realza el nivel de protagonismo de la moda en la decoración. La ropa, que está perfectamente organizada por colores u otro criterio práctico, queda a la vista.

Mientras que otras creaciones con un mayor peso visual se adaptan mejor a cuartos grandes y luminosos, un diseño de estas características también realza su mejor versión en una estancia mini. Sin embargo, es importante que un vestidor abierto esté siempre ordenado, de lo contrario, produce un ruido visual en el entorno.

4. Muebles suspendidos

muebles-suspendidos-en-dormitorio
Los diseños suspendidos ganan protagonismo en distintas estancias de la casa. Realzan el protagonismo estético de una de las paredes. También puedes optar por un mobiliario de patas altas. Una cómoda, por ejemplo, es una de las piezas atemporales.

Un modelo integrado por varios cajones es una solución de almacenaje para organizar distintos productos. Las mesitas de noche también pueden tener un diseño suspendido que transmite una sensación de ligereza.

5. Planifica la distribución del espacio

mesa-de-estudio-en-dormitorio
Incluso después de haber finalizado este proceso, puedes analizar el guion inicial para implementar las mejoras necesarias. Un pequeño cambio produce un efecto que mejora el conjunto.

6. Cortinas que ocupan poco espacio

cortinas-que-ocupan-poco-espacio
Los textiles son tan importantes en la recmara que, un cambio en la ropa de cama o en las cortinas, renueva el look de la habitación en primavera-verano y otoño-invierno. La ventana aporta luz natural a la estancia. Pero el cortinaje también añade un extra de intimidad al establecer una separación entre el exterior y el interior.

Los tejidos más pesados tienen un gran protagonismo durante el invierno, puesto que incrementan el confort en los días más fríos. Elige un tipo de tela y un diseño de cortina que estén alineados con el objetivo de ganar más espacio en la habitación. ¿Qué otras ideas quieres compartir para tener amplitud en una recamara bonita y pequeña?

0/5 (0 Reviews)