Una experiencia habitual en decoración es que el look de una estancia deja de resultar tan atractivo después de un tiempo. A pesar de haber elegido cada detalle atendiendo al criterio personal, los gustos cambian y las necesidades también. Y llega un momento en el que el lugar muestra una imagen que se aleja de las expectativas presentes. ¿Cómo redecorar una estancia que ha dejado de gustarte?

1. Actualiza el análisis de necesidades

decoracion-de-cocina-en-blanco
Tal vez, uno de los motivos por los que no te sientes identificado con lo que percibes a tu alrededor es que tu rutina actual es diferente. Y la habitación ya no resulta tan funcional y práctica. Por ello, uno de los procesos que puedes llevar a cabo es actualizar el estudio de las necesidades para poner el foco en aquello que es relevante en el periodo reciente.

2. Elimina lo que sobra

armario-con-puertas-con-espejo
La acumulación de cosas es otro de los errores que produce desorden y una falta de aprovechamiento del espacio. ¿Por qué guardar cosas que ocupan un lugar importante, pero no tienen una utilidad práctica o no te parecen estéticamente decorativas?

El deseo de redecorar una estancia que ha dejado de gustarte marca un punto de inflexión en el inmueble. Para ello, una de las tareas que debes llevar a cabo es seleccionar aquello que quieres que siga formando parte de tu vida y los productos que, por el contrario, pueden ser donados. ¿Por qué intensificar la labor del orden en este proceso? Para hacer espacio a lo nuevo.

3. Elige tres objetivos de decoración

mobiliario-de-bano
Las metas decorativas deben ser realistas y alcanzables. Ten en cuenta que todo objetivo se contextualiza en un proyecto en el que intervienen distintas variables: presupuesto disponible, estilo decorativo elegido, metros cuadrados de la estancia…

¿Cómo dar una dirección al proceso creativo? Elige tres metas que te ayuden a avanzar desde el estado actual hasta el escenario deseado. Es decir, esa dirección actualiza la transformación de una habitación desde su look reciente hasta su imagen potencial. Dedica todo el tiempo necesario a concretar los objetivos porque una vez que has clarificado esta cuestión, das un paso importante en el proceso creativo.

4. Visualízate a ti mismo en una estancia renovada

dormitorio-con-grandes-cortinas
¿Qué características tiene el entorno? ¿Qué sensaciones experimentas en el lugar? ¿Qué es lo que más te gusta del nuevo escenario? ¿Cómo te sientes cuando estás en la habitación? La visualización te permite anticipar en tu imaginación aquello que no ha ocurrido todavía en la realidad. Y, sin embargo, es una experiencia que incrementa la motivación en un proceso de cambio.

5. Contextualiza las decisiones que tomas

decoracion-de-cocina-y-comedor
Esta estancia está situada en un inmueble que posee características propias. Si quieres crear una continuidad visual entre el lugar, y aquello que se encuentra alrededor, busca inspiración en las propuestas de decoración que forman parte de tu vivienda. Por ejemplo, puedes emplear colores que ya forman parte del paisaje interior y detalles que, trasladados a esta habitación, refuerzan el efecto de la repetición.

6. Crea una base versátil

estancia-amplia
Tu propia experiencia puede motivarte para crear una base flexible y con capacidad de adaptación al cambio. El look de una estancia que te gustó en un primer momento, ahora la percibes desde un punto de vista opuesto. Y eso es algo que puede volver a suceder a nivel potencial, porque los gustos evolucionan. Por ello, puedes anticiparte a esa posibilidad por medio de la planificación de un lugar que posee su propia entidad y, también, su capacidad para evolucionar.

¿Qué estancia de tu hogar ya no te encanta tanto como antes? Disfruta del proceso de renovar ese entorno que forma parte de tu vida.

0/5 (0 Reviews)