Tipos de estanterías para amueblar la casa

46

Las estanterías son una elección habitual para decorar el hogar. Ofrecen un espacio en altura para crear una librería, organizar distintos artículos y decorar. De hecho, esta perspectiva tiene un gran poder decorativo. Algunos de los elementos que se sitúan sobre los estantes adquieren un valor puramente ornamental. Embellecen el lugar aunque no tengan una función práctica. Existen distintos tipos de estanterías que pueden formar parte de tu hogar.

1. Estanterías bajas

estanterias-bajas
Un mueble de estas características no tiene por qué elevarse muchos centímetros sobre el suelo. Las estanterías bajas potencian la autonomía de los más pequeños en un cuarto de juegos. De este modo, los niños tienen acceso directo al material que quieren utilizar en cada momento.

Este formato también puede integrarse en una pared con ventana. En ese caso, la estantería queda bajo la superficie del marco, sin obstaculizar el paso de la luz natural.

2. Estanterías asimétricas

estanteria-asimetrica
Este mueble también es habitual en un despacho o en una zona de estudio. Es posible ganar este espacio de almacenaje para organizar documentos, libros y material especializado.

Aunque la estantería es un mueble muy sencillo, también puede diferenciarse en pequeños detalles. El concepto de una estantería asimétrica aporta este toque rompedor a este diseño. De este modo, es posible observar la asimetría como una constante en la composición final.

3. Estantería en columna

estanteria-en-columna
Recibe este nombre por la forma final que adquieren la suma de los distintos estantes que se elevan sobre la altura del suelo. Un diseño que, generalmente, suele ser estrecho y alto. Esta propuesta es práctica para aprovechar un rincón que, de otro modo, no tendría esta utilidad. Ocupa tan pocos centímetros que se integra perfectamente en estancias pequeñas en las que resulta fundamental planificar cada detalle para no recargar el ambiente.

4. Estanterías abiertas para separar ambientes

salon-con-estanteria-abierta
En ocasiones, dos estancias de la casa están directamente comunicadas porque no existe un tabique que las separe. Forman un conjunto unido que ofrece numerosas ventajas. En primer lugar, este hecho realza la iluminación natural en una zona que se nutre con los distintos puntos de luz que se enmarcan allí.

Y, sin embargo, a pesar de mantener esta conexión, un espacio abierto también diferencia cada ambiente a través de la óptima planificación del mobiliario. El uso de una estantería abierta, perfectamente situada para establecer esta separación, es una propuesta habitual. El concepto de límite queda definido a través de este enfoque.

5. Estanterías de estilo industrial

estanteria-de-hierro-y-madera
Existen distintos tipos de estanterías. Las de diseño industrial aportan un toque metálico a la decoración de la casa. Esta es una tendencia muy actual que puede incorporarse, también, en un ambiente nórdico.

Una estantería de hierro y madera ofrece la resistencia deseada en un mueble de estas características. Es importante que la estructura sea firme y sólida para tener una larga vida. De lo contrario, el mueble puede estropearse pronto como consecuencia del peso acumulado en los estantes.

6. Estanterías con ruedas

Una estantería no solo puede ofrecer el espacio de almacenaje necesario, sino también la movilidad deseada. De este modo, puede desplazarse de un punto a otro fácilmente. Esta es una propuesta que propicia la adaptación al cambio en un hogar que muestra un perfecto dinamismo.

7. Estanterías a medida

estanterias-junto-a-mesa-de-estudio
Es posible elegir una estantería que se adapte perfectamente a la superficie disponible. Pero, con frecuencia, cuando esta es la prioridad del propietario de un inmueble, valora la opción de elegir un formato a medida.

Además de los ejemplos ya mencionados, también es posible añadir otras ideas. Por ejemplo, una escalera decorativa que ofrece la función de una librería o de un revistero.

0/5 (0 Reviews)