Hacer amigos nuevos es un propósito que puede acompañarte en cualquier momento. El comienzo de un vínculo interpersonal es muy importante. Algunas historias no evolucionan en el futuro como consecuencia de acciones que se repiten en esta etapa. Hoy comentamos cuáles son los cinco errores frecuentes al principio de una amistad.

1. Hacer predicciones de futuro, uno de los errores frecuentes al principio de una amistad

Desde la posición inicial, nadie puede saber qué ocurrirá entre ambos. Pero, no es una buena idea condicionar las decisiones presentes en función de lo esperado. Y, sin embargo, es posible hacer predicciones, aunque no aporten un fin verdaderamente constructivo.

2. Idealizar el concepto de amistad

Dos personas que se conocen no se convierten en grandes amigos de forma automática, tampoco cuando han experimentado una conexión importante. Otro de los errores que puede producirse en este momento es idealizar la palabra amistad. Y creer que esa persona representa todo lo que alguien busca en un buen amigo.

3. No demostrar interés, uno de los errores frecuentes al principio

A veces, el vínculo no avanza más allá de la etapa inicial porque cada uno queda a la expectativa de lo que haga el otro. Y, aunque la amistad no se consolida de forma inmediata, sí es importante propiciar el conocimiento en esta fase. De lo contrario, no se crea el contexto necesario para que nazca una relación verdadera.

4. Dar mucha importancia a experiencias negativas previas

Cualquier persona ha podido vivir decepciones en el ámbito de la amistad. Pero esas historias forman parte del pasado. Si conoces a un potencial amigo, no dejes que las creencias limitantes derivadas de aquellas vivencias te alejen de la posibilidad de vivir desde la confianza.

5. Impaciencia

Es probable que las cosas no ocurran como tú hubieses imaginado, pero no permitas que la impaciencia te distancie de la posibilidad de descubrir una relación potencial.

Por tanto, evita estos cinco errores frecuentes al principio de una amistad.

0/5 (0 Reviews)