Y una de las causas de fracaso en pareja es el poco tiempo que sus miembros pasan juntos, lo que puede crear dificultad para el diálogo o la resolución de problemas.

Por ello, es conveniente tener alguna cita con la pareja durante la semana fuera de casa y buscar media hora diaria para dialogar a solas de algún tema que preocupe, si lo hubiera, o simplemente para contarse cómo ha ido el día. En el siguiente texto te hablaremos de cómo recuperar el apetito sexual con tu pareja.

Redirija su atención hacia lo sexual

Muchas veces, el ritmo del día a día deja poco espacio para prestar atención a la sexualidad, por lo que recomendamos a cada uno de los miembros de la pareja que traten de escuchar sus deseos y busquen cinco minutos al día para pensar y fantasear con posibles encuentros sexuales y así combatir la inapetencia sexual.

Preste atención a sus pensamientos eróticos

Es probable que en algunos momentos del día asalten nuestra mente pensamientos eróticos fuera del contexto del encuentro sexual en la pareja. En lugar de evitar pensar en ello, trata de prestarle atención, incluso anotando esos pensamientos si fuera posible, para rescatarlos en algún otro momento más adecuado, y poder compartirlos con su pareja.

Aprende a reconocer tus sensaciones de excitación

Nuestro cuerpo responde a la excitación sexual desde mucho antes de llegar al orgasmo, por lo que hay que ‘hacerle caso’ y disfrutar de esas sensaciones que preceden al clímax, tratando de buscarlas en diferentes situaciones, aunque no sea posible llevar a cabo una relación sexual completa.

Mantén pendiente de caricias que estimulen los sentidos

Es frecuente que las relaciones sexuales se vuelvan rutinarias, enfocadas muchas veces a la penetración, olvidando el abanico de caricias y estimulaciones que pueden producirse fuera de este momento concreto. Para remediar esta situación,es importante dedicar tiempo a realizar las caricias que precedan al acto sexual, orientando a nuestra pareja sobre las que nos agradan y tratando de descubrir cuales son aquellas con las que disfruta él o ella.

Potencie la fantasía erótica

Un libro, una película o cualquier estímulo que se aleje de lo rutinario, puede ser útil como apoyo o desencadenante de una serie de pensamientos eróticos que sirvan como base para practicarlos posteriormente en pareja; recomendamos hablar con nuestra pareja sobre estas fantasías y nuestro deseo de llevarlas a cabo en conjunto.

Elabora juegos de seducción en pareja

Jugar en pareja es una manera de reavivar la pasión y tener una cita con la pareja como si no se conocieran de nada y hablar de sus gustos sexuales, simulando que es la primera vez que intercambian esta información”, es una buena manera de ‘volver a conocerse’.

Además, en la relación sexual, prescindir del sentido de la vista tapándose los ojos y centrándose únicamente en las sensaciones físicas, es un juego que ayuda a aumentar la excitación. Adoptar un rol que no es el nuestro habitual, fantasear imaginándonos que estamos en lugares donde nos gustaría estar, o enviar a nuestra pareja algún mensaje subido de tono fuera del contexto sexual, son prácticas que pueden volver a encender la llama.

Practique la relajación para reducir estrés y ansiedad

Es aconsejable crear un ambiente relajado con luz tenue, velas, temperatura agradable y música relajante de fondo, masajear el cuerpo de nuestra pareja y viceversa, de manera suave, con el fin de disfrutar de un estado agradable, sin que el único objetivo de estas prácticas sea la excitación sexual.

Jueguen a relajar su cuerpo por grupos musculares, comentando las sensaciones de relajación que se van produciendo, y siendo conscientes de la respiración, para conseguir un control de los estados de ansiedad.

0/5 (0 Reviews)