Existen rincones que consiguen transformar la estética de una estancia. Detalles que ponen el acento decorativo definitivo a una composición. ¿Cómo potenciar la creatividad para dar color, volumen y perspectiva al lugar? Hoy te damos algunas ideas para actualizar el look de tu hogar a través de los detalles.

1. Cesta de flores sobre una silla: un toque muy natural

flores-en-cesta-de-mimbre
Las flores llevan su frescura a la decoración del hogar. Aportan la esencia de una eterna primavera en casa. Con un ramo puedes crear múltiples composiciones diferentes. ¿Cómo ir más allá de la idea tradicional de adornar una mesa con un jarrón con rosas? El conjunto formado por una cesta de mimbre, acompañada con varias flores y ramas verdes, destaca todavía más sobre una silla de madera.

2. Crea un rincón de relax: un espacio para la calma

butaca-y-mesa-con-flores
El hogar es un espacio de bienestar que está integrado por estancias que cumplen una función específica. Y, sin embargo, no todas las casas cuentan con un rincón especialmente diseñado para sentir la calma. Una tendencia de decoración que refuerza la prevención del estrés, el autoconocimiento y el bienestar integral. Es un pequeño universo que, integrado en el marco de la vivienda, destaca por su cercanía.

De este modo, siempre puedes sumergirte en este universo tan relajante si necesitas desconectar de las preocupaciones del día. De este modo, un espacio vacío puede transformarse en un rincón de la calma integrado por un mobiliario básico.

3. Un espejo apoyado sobre el suelo

espejo-apoyado-sobre-el-suelo
Un espejo es la pieza que puede cambiar un lugar al añadir profundidad a una esquina de la estancia. A través del mismo es posible observar otros detalles decorativos presentes en el lugar. Una idea que renueva habitaciones grandes y, también, zonas mini como el recibidor.

Cuando una superficie tiene pocos metros cuadrados es esencial descartar algunas opciones. Pero un espejo se adapta a cualquier contexto: da amplitud, estética y luminosidad. Un diseño que se sitúa directamente sobre el suelo aporta un toque de aparente improvisación al conjunto.

4. Un mueble con poco fondo

mesa-baja-en-el-pasillo
También puedes decorar un rincón vacío con un mueble bajo. En ese caso, es recomendable que el diseño seleccionado tenga poco fondo. Pero puede aportar un espacio de almacenaje o una superficie de apoyo para situar algunos adornos.

Existes diseños rinconeros que se adaptan perfectamente al marco situado entre dos paredes que forman una esquina. Muebles que añaden dinamismo en la decoración del pasillo o el recibidor. Espacios en los que la ausencia de cualquier elemento puede dar lugar a una decoración excesivamente plana.

5. Mimetizar una puerta en una pared con molduras

En ocasiones, no necesitas añadir más accesorios, muebles y complementos a un rincón vacío. Quizá solo necesites observar el lugar desde un punto de vista diferente para analizar su potencial. Una propuesta de decoración que triunfa actualmente es mimetizar la puerta de una estancia en una pared que está integrada por bonitas molduras. De este modo, cuando la puerta está cerrada, parece un elemento más de la pared.

6. Espejo que simula una ventana: un diseño con cuartones

espejo-con-cuarterones
Las ventanas son muy valoradas en un edificio porque llevan la luz natural hasta el interior. Por otra parte, crean una conexión con el entorno. Pero no todas las habitaciones cuentan con unas excelentes condiciones de iluminación. En ese caso, es posible recrear visualmente la estética de una ventana a través de un espejo con cuartones que se convierte en el punto focal, como puedes observar en el ejemplo de esta imagen.

¿Cómo decorar rincones bonitos en espacios vacíos? 

0/5 (0 Reviews)