La decoración estival es perfectamente identificable, ya que se diferencia en sí misma respecto a la estética que presenta el hogar en invierno. Todo es más luminoso y vital durante este periodo del año. ¡Anticípate a las vacaciones con una excelente planificación del hogar!

1. Actualización de los colores: apuesta por el rosa

dormitorio-en-blanco-y-azul
El hogar renace de nuevo de forma metafórica con el redescubrimiento de colores que añaden intensidad y vitalidad a este entorno. Este periodo del año puede ser el ideal para experimentar combinaciones más arriesgadas, aquellas que crees que desentonan durante los meses más fríos del año. El rosa, uno de los tonos de la naturaleza, añade un toque dulce al look del hogar en vacaciones.

2. Una decoración muy relajante

sofa-en-el-salon
Haz que tu casa sea el lugar ideal para disfrutar de unas vacaciones felices. Un agradable refugio de bienestar en el que vivir momentos inolvidables. La decoración de la vivienda puede ser el reflejo de las sensaciones que quieres que te acompañen durante los meses de junio, julio, agosto y septiembre. Crea un espacio de conversación en el salón para que el diálogo sea uno de los ingredientes que refuerce la comunicación familiar en este periodo.

Cuida el aspecto visual de una decoración que se nutre de tonos relajantes, pero no descuides el valor de texturas que incrementan la calidez.

3. Organización del interior de los armarios

puertas-de-armario
Este puede ser el momento ideal para reforzar el orden mediante la realización de tareas que forman parte de un cambio de estación. Actualizar el fondo de armario es un ejemplo de ello, así como guardar todos aquellos elementos del hogar que no utilizarás hasta el próximo invierno.

El verano es una invitación para poner en práctica el minimalismo de ser feliz a partir de lo sencillo. Un desapego que puede ayudarte a desprenderte de todo aquello que no necesitas verdaderamente. Cosas que ocupan un espacio en casa, pero que no te aportan una verdadera utilidad práctica. Reorganiza el interior de los armarios del dormitorio, la cocina, el salón, el recibidor y el baño.

4. Decoración floral para realzar rincones bonitos

jarron-sobre-isla-de-cocina
Los arreglos florales están muy presentes en muchos de los eventos que se celebran durante los meses de verano. Embellecen fiestas, bodas y reuniones familiares. La decoración floral también es una constante en el hogar. Aporta un toque de frescura al salón y una explosión de color natural que transforma todo el entorno. Las flores son un punto focal que conviene potenciar en vacaciones.

Encuentra la mejor perspectiva para colocar un ramo especial, por ejemplo, sobre la isla de la cocina o en la mesa de centro del salón.

5. Conexión con el exterior

dormitorio-con-gran-ventana
Incluso cuando estés en el interior de tu vivienda, puedes sentirte en conexión constante con el exterior. Busca la continuidad entre la vivienda y el contexto en el que se enmarca, crea esta sensación de continuidad a través del aprovechamiento de la luz natural.

No todas las casas tienen terraza o jardín, zonas de exterior que amplían el salón. Las ventanas, que se enmarcan como un lienzo en la decoración de la vivienda, amplían visualmente los metros cuadrados disponibles.

6. Un look muy natural

mesa-junto-a-la-ventana
Actualiza la decoración del hogar a través de los detalles, evita recargar el espacio. Apuesta por la simplicidad de un look natural que muestra su mejor versión desde esta perspectiva. Una decoración sencilla y libre de artificio es la opción ideal durante un tiempo de descanso que invita a fluir con el presente en su máxima expresión.

¿Cómo decorar el hogar durante las vacaciones de verano? Convierte este proyecto de decoración en un motivo de felicidad estival.

0/5 (0 Reviews)