Hay diferentes tipos de muebles que pueden formar parte de la estética del hogar. Los diseños que tienen una baja altura adquieren una relevancia especial en el interior de la vivienda. ¿Qué ventajas aportan y por qué son tan demandados actualmente?

1. Estilo contemporáneo: añaden un toque actual

decoracion-de-salon-con-muebles-bajos
Es positivo sumar un toque actual al look del salón, el dormitorio, el comedor, la cocina o el recibidor. Pues bien, los muebles bajos de líneas rectas imprimen un aire contemporáneo en casa. Es un tipo de propuesta que está muy de moda. Sencillamente, se convierte en el formato perfecto para complementar otros armarios más elevados.

2. Luminosidad: no obstaculizan la entrada de luz en la ventana

sofa-y-mesa-de-centro
Es recomendable realizar un proyecto de decoración a medida de la estancia en la que se enmarca. La luminosidad es un ingrediente que conviene cuidar de forma consciente. Más allá de la combinación de colores utilizados para definir los detalles de una estancia, el tipo de mueble, y la ubicación del mismo, también puede potenciar la presencia de la luz. Por ejemplo, un mueble bajo no obstaculiza la entrada de luz natural en el entorno próximo a una ventana.

3. Potencian la amplitud en casas grandes y pequeñas

salon-en-blanco-y-negro
Los muebles bajos aportan diferentes ventajas cuando se integran en la decoración del hogar. No solo inciden positivamente en la luminosidad. Además, crean una mayor sensación de amplitud, incluso, en salones, cocinas y dormitorios que no son excesivamente amplios. Su baja altura reduce el peso visual del mueble. Como hemos comentado, imprimen un toque actual en la estancia pero sin recargarla.

4. Son muy decorativos

muebles-bajos-en-rincon-decorativo
Un mueble bajo también puede contar con una buena base para mejorar el almacenaje en casa. En consecuencia, es un diseño que potencia el orden y la organización en una estancia. Además, su base tiene un importante valor ornamental. Sencillamente, porque puede enmarcar diferentes composiciones decorativas. Por ejemplo, una cómoda o un aparador es un mueble bajo que combina con multitud de piezas: libros con bonitas ilustraciones, lámparas de sobremesa, jarrones con flores, pequeñas esculturas…

Por ello, si quieres cambiar la decoración del salón, el recibidor o el dormitorio, y no deseas emprender un largo proceso de transformación, pon el acento en los muebles bajos. Experimenta con diferentes recursos para crear bonitas composiciones.

5. Embellecen las zonas principales de la casa y los lugares de paso

mueble-de-color-blanco-en-el-pasillo
Los muebles bajos se integran en todos los rincones de la vivienda, incluso, en las esquinas. Visten las estancias principales, es decir, realzan el dinamismo de la cocina, la habitación, el despacho o el comedor. Aunque también se integran con mucho acierto en áreas de paso como el pasillo o el recibidor. Zonas que también se nutren con la belleza de los pequeños detalles.

6. Los muebles bajos decoran las paredes

escritorio-de-color-blanco-con-silla-azul
Durante el proceso de decoración de una estancia es posible poner el acento en diferentes perspectivas de la vivienda. Por ejemplo, en la decoración de las paredes. De este modo, los cuadros, las láminas inspiradas en la naturaleza, las fotografías, los espejos o el papel pintado aportan recursos creativos para embellecer salones, comedores y dormitorios.

Pues bien, los muebles bajos decoran las paredes cuando quedan perfectamente enmarcados en uno de los límites de la estancia.

7. Cambian de posición con facilidad

recibidor-elegante-en-casa
Como hemos mencionado, los muebles bajos potencian la versatilidad en la base decorativa de la vivienda. Ofrecen muchas posibilidades desde el punto de vista estético. Por ejemplo, es posible cambiar su posición con facilidad. En consecuencia, es un diseño que se integra muy bien en diferentes formas de distribución.

Finalmente, conviene indicar que un mueble bajo puede llegar a convertirse en el protagonista principal de una estancia.