Todo lo que (seguramente) desconoces para poner color a tu pelo

31

La henna es uno de los productos que más se emplean para poner el color al cabello. Y, aunque tiene algunas limitaciones para cubrir, por ejemplo, las canas, lo cierto es que también tiene muchos beneficios. En torno a la henna, hay ideas erróneas o preconcebidas que no permiten aprovechar todo su potencial. Y es que pocas personas saben que se puede aplicar sobre el cabello ya teñido y que incluso es posible emplearla como tratamiento si se tiene el pelo fino. Vamos a entrar en detalle.

Cabello teñido

La henna puede utilizarse sobre el pelo ya teñido. No obstante, sí es cierto que hay que tener en cuenta una serie de consideraciones porque no es lo mismo que aplicarla sobre un cabello sin teñir.

Lo primero que hay que saber es que, si el tinte que se ha empleado no tiene amoniaco, la henna permite avivar el tono, aparte de aportarle más brillo al pelo. En el caso de que contenga amoniaco, lo mejor es esperar un par de semanas tras haber teñido el cabello para que la henna pueda pigmentar lo suficiente.

Pero, si se ha hecho una decoloración del cabello para pasar de oscuro a rubio, es mejor esperar a volver al tono natural para poder aplicar la henna y obtener buenos resultados.

henna

Pelo fino

Para las personas que tienen el pelo fino, la henna puede ser una buena opción, siempre que además no tengan muchas canas. Y es que los tintes vegetales pueden actuar como tratamiento.

Sí. Has leído bien. Y, ¿sobre qué actúan? En concreto, la henna ayuda a fortalecer la raíz del cabello, aparte de incrementar el grosor del pelo. Así, se logra dar una sensación de más volumen.

Y eso no es todo porque los ingredientes botánicos también contribuyen a crear una barrera en el pelo frente a las agresiones externas, favoreciendo así una mayor protección del cuero cabelludo y del propio cabello.

0/5 (0 Reviews)