El acceso a la vivienda adquiere formas diferentes y se enmarca con estilo propio en el conjunto del inmueble. Hoy compartimos seis ejemplos de vestíbulos con una distribución distinta. ¡Toma nota de las ideas que te ofrecen los seis looks para decorar el acceso a casa!

1. Recibidor integrado en el salón

recibidor-integrado-en-el-salon
En ocasiones, este punto de bienvenida queda perfectamente contextualizado en una estancia más amplia: el salón. Se fusiona con el conjunto pero mantiene su propia entidad. El cuarto de estar es una habitación multifuncional que aporta bienestar. Puede ocurrir que la puerta principal del edificio conecte directamente con el salón. En ese caso, es posible ubicar un pequeño recibidor en el lugar.

2. Salita de estar

recibidor-con-salita-de-estar

El recibidor puede estar equipado con los elementos esenciales para dar la bienvenida a algunas visitas. Quizá no todas las personas pasen hasta el salón. Quizá el invitado tenga prisa y no pueda permanecer en el domicilio durante más rato. Por otra parte, un recibidor, que también se convierte en una pequeña salita de estar, proporciona un entorno muy acogedor. Dos butacas idénticas crean un bonito conjunto en un rincón de conversación.

3. Recibidor con un pequeño vestidor

recibidor-con-vestidor
Es posible aprovechar cada centímetro del recibidor para ganar amplitud en otras habitaciones. El deseo de tener más espacio para guardar la ropa puede contextualizarse en la entrada al hogar. Muchos recibidores cuentan con armarios altos que no solo decoran la entrada, sino que aportan el almacenaje ideal para organizar los abrigos y otras prendas de ropa.

Un mueble a medida ofrece la ventaja de que se ajusta perfectamente a la superficie del plano. Es una inversión que, por otra parte, eleva el valor del inmueble. La entrada al hogar transmite una primera impresión. Y un mueble con un frente bonito viste el acceso con su presencia. Quizá sea el lugar reservado para guardar algunas prendas de otra temporada.

4. Recibidor que conecta con un espacio abierto

recibidor-que-conecta-con-espacio-abierto
La decoración abierta es frecuente en proyectos que unen el salón y la cocina. Por medio de dicha transformación, la vivienda adquiere un entorno renovado donde vivir la vida diaria. Una distribución que refleja un estilo de vida y una forma de disfrutar del hogar.

El inmueble está perfectamente equipado y preparado para convertirse en un lugar de encuentro con los seres queridos. El conjunto de una decoración abierta también puede completarse con la imagen de un recibidor que se une con otras superficies. ¿Qué ventajas ofrece esa opción? El vestíbulo incrementa su amplitud y, a su vez, recibe la luz natural que llega desde las ventanas.

5. Lugar de paso

recibidor-que-conecta-con-las-escaleras
Cualquier recibidor, al igual que el pasillo, es una zona de paso habitual. Pero algunas entradas destacan todavía más que esa es la funcionalidad principal. La persona se dirige directamente hasta otra estancia de la casa en lugar de permanecer durante más tiempo en la entrada.

Algunas estancias están equipadas con zapatero y banco. Las familias se calzan y descalzan allí. Otros recibidores, por el contrario, son la expresión de la máxima simplicidad. No poseen el espacio necesario para integrar muebles que ocupan demasiados centímetros en una entrada mini.

6. Recibidor con mueble bajo y espejo

mueble-bajo-y-espejo
La composición utilizada para decorar el recibidor suele estar formada por un mueble bajo y un espejo. Un look atemporal que puede reinterpretarse desde múltiples perspectivas. Los muebles de estructura abierta tienen un gran protagonismo en la estancia. Transmiten una sensación de ligereza que se ajusta perfectamente a las características del acceso a casa. Por otra parte, el espejo integra el factor geométrico en la decoración de esta parte del hogar.

Estos son algunos de los recibidores frecuentes en los hogares. ¿Qué otros ejemplos te gustaría compartir?

0/5 (0 Reviews)