TikTok arremete contra Estados Unidos tras la orden de bloqueo

137

El culebrón tecnológico del verano, que están protagonizando Estados Unidos y TikTok, cada día ofrece un nuevo capítulo. Tras la firma de una Orden Ejecutiva por parte de Donald Trump, en la que se señala que se prohibirán todas las operaciones comerciales, transacciones y negocios con TikTok en Estados Unidos si la aplicación no es comprada por una compañía estadounidense en menos de 45 días, la compañía ha reaccionado emitiendo un comunicado oficial con dureza.

TikTok asegura que siempre ha tratado de colaborar con la Administración de Estados Unidos pero que no han sido tenidos en cuenta

«Seguimos construyendo el futuro de TikTok y estaremos en Estados Unidos durante muchos años«. Con esta declaración de intenciones se inicia la respuesta oficial de TikTok, compañía que se reconoce «sorprendida por la Orden Ejecutiva que fue emitida recientemente por Estados Unidos sin seguir el procedimiento habitual».

TikTok apunta en su declaración que ha estado tratando de colaborar «de buena fe», durante casi un año, con el gobierno de Estados Unidos con el objetivo de ofrecer explicaciones sobre sus preocupaciones y lograr una solución constructiva. «En cambio, lo que nos encontramos fue que la Administración de Estados Unidos no prestó atención a los hechos, y dictó los términos de un acuerdo, sin pasar por los procedimientos legales correspondientes, y trató de involucrarse en las negociaciones llevadas a cabo entre empresas privadas», apunta la compañía.

La red social de vídeos cortos incide en que siempre se ha mostrado dispuesta a colaborar con los responsables de Estados Unidos para buscar una solución que beneficie a todas las partes. Si embargo, «el documento de la decisión tomada por la Administración de Estados Unidos deja claro que se ha recurrido a «informes» sin nombres ni citas, temores sin fundamento de que la aplicación «pueda» ser utilizada para campañas de desinformación, y preocupaciones sobre la recopilación de datos que es el estándar de la industria para miles de aplicaciones móviles en todo el mundo», apunta.

La compañía asegura que nunca ha compartido datos de usuarios con el gobierno chino, ni ha censurado contenidos a petición suya. De hecho, ha puesto a disposición tanto sus pautas de moderación como el código fuente del algoritmo en nuestro Centro de Transparencia, algo que no hacen otras compañías de redes sociales.

TikTok, que también ha expresado su voluntad de buscar la venta completa del negocio en Estados Unidos a una empresa americana, considera que la Orden Ejecutiva podría socavar la confianza de las empresas a nivel mundial, y podría sentar «un peligroso precedente para el concepto de libertad de expresión y de libertad de mercado».

En este sentido, la empresa asegura que utilizará todos los recursos disponibles a su alcance para asegurarse de que no se abandona el estado de derecho y que la empresa y los usuarios «son tratados de manera justa, si no por la administración, entonces por los tribunales de los Estados Unidos».

«Queremos que los 100 millones de americanos que aman nuestra plataforma porque es su lugar para expresarse, entretenerse y conectar sepan que TikTok nunca ha flaqueado, ni flaqueará, en nuestro compromiso con vosotros. Priorizamos la seguridad y la confianza de nuestra comunidad, siempre. Como usuarios, creadores, socios y familiares de TikTok, tenéis el derecho de expresar vuestras opiniones a los representantes electos, incluyendo la Casa Blanca. Tenéis derecho a ser escuchados», finaliza el comunicado.

0/5 (0 Reviews)