La decoración de un hogar tiene que ser, en buena medida, una proyección de la personalidad de sus habitantes. Para llevar a cabo el proyecto decorativo que se tiene en mente, necesitarás algunas herramientas y algo de creatividad.

Los gustos estéticos, junto a la comodidad, la utilidad y el aprovechamiento de los espacios, deberán ser los pilares sobre los que construir un estilo personal en el que sentirse cómodo y poder desarrollar una vida completa, como persona o como núcleo familiar, en la intimidad.

Una vivienda no se puede considerar un verdadero hogar hasta que se haya creado un entorno al gusto y a la medida de sus inquilinos. Conseguir este objetivo es un proyecto a medio y largo plazo en el que, con el paso de los días, irá mutando el espacio hasta que cada objeto encuentre su verdadero lugar.

Decorar una vivienda. Primeros pasos

Obtener un hogar a medida, en el que la decoración ocupe el lugar de relevancia que se merece, debe crearse a partir de una serie de elementos fundamentales. Lo más aconsejable para comenzar a decorar la vivienda por uno mismo, sin tener que recurrir a decoradores profesionales, es estudiar los distintos estilos decorativos que existen, buscando en revistas especializadas, tanto digitales como en papel.

Una vez seleccionado el estilo (minimalista, nórdico, étnico, clásico, industrial, wabi sabi, japonés, rústico, provenzal, mediterráneo…), habrá que aplicar el filtro personal, un tamiz por el que hacer pasar todas las ideas que se aplican a ese estilo, para adaptarlo a la personalidad de los dueños o inquilinos de la casa.

Una vez que se hayan aplicado esos cambios y se le haya añadido algo de creatividad, como ya se ha comentado al principio de este artículo, se van a necesitar herramientas con las que llevar a cabo las transformaciones más profundas y complicadas. En este sentido, es importante tener algún conocimiento de bricolaje para que los trabajos que consigan hacer realidad las ideas decorativas se puedan llevar a cabo.

Consejos básicos de bricolaje para decoración de interiores

Independientemente del estilo elegido para decorar las estancias de la casa, hay una serie de consejos muy sencillos que pueden servir para la mayoría de los casos. No hay que olvidar que se trata de crear un entorno que vayan acorde de la personalidad de los inquilinos.

Colores en las paredes

Principio fundamental en toda decoración de interiores, será la elección de los colores. Aquí no cabe duda, deben ser tonalidades con las que los habitantes se sientan cómodos y vayan a crear ambientes agradables y relajados. En este sentido, cabe señalar como primer consejo de bricolaje la elección de dos o tres colores como máximo para toda la vivienda. Eligiendo solo unos pocos colores, se evitará sobrecargar las estancias, obteniendo en cambio un equilibrio cromático que ayudará a la paz y desconexión que se les pide a los hogares.

Otra recomendación, en este sentido, es que, si se trata de un piso, con pocos metros, lo más acertado es usar tonos claros, como el blanco o el pastel. De este modo, la luz se reflejará más fácilmente, dando una mayor sensación de amplitud.

La iluminación

Las posibilidades que ofrece la iluminación en el terreno de la decoración son enormes. En la mayoría de las viviendas se trata de un recurso infravalorado. Como recomendación general, es interesante buscar siempre la mayor entrada de luz natural posible.

En cuanto a la luz artificial, es posible bañar toda la estancia de forma elegante o crear espacios diferenciados en una misma habitación con focos dirigidos, rincones agradables con luces indirectas o juegos multicolores con la iluminación led. En este apartado, la inversión es mínima y muchas son las posibilidades, solo hay que darle una oportunidad a la imaginación y buscar un poco en internet para ver las muchas posibilidades que ofrece.

Los estantes

Las estanterías forman parte de toda vivienda para colocar los objetos decorativos que terminarán de dar forma y personalidad a las habitaciones, salones y cocinas de los hogares. No obstante, por sí mismas también pueden representar un elemento que colabore en la ambientación global de la estancia.

Las habilidades en bricolaje deberán pasar una pequeña prueba, tanto en el montaje como en la instalación de estos muebles. Y es que la variedad tanto de forma y diseño como de tamaño o materiales que ofrecen va a permitir su colocación de muchas maneras diferentes. En cualquier caso, es una excelente oportunidad para terminar una instalación de una forma coherente con el resto del estilo elegido para decorar, así como la función que se le quiere dar.

Podrán ser de madera, de pladur, de acero inoxidable, metálicas, tablones de DM chapados, de vidrio, plástico… Con una infinidad de estilos posibles; baldas, rinconeras, de cuadrícula, en forma de panal de abeja, en zig zag, modulares… De forma habitual, se usan pegadas a las paredes, pero también son excelentes muebles para crear espacios dividiendo estancias.

Para una colocación perfecta de cualquier tipo de estanterías, se recomienda utilizar las herramientas apropiadas. La web mundoherramienta.net ofrece la más amplia información de todo lo necesario para este y otros trabajos para la decoración de los hogares.

0/5 (0 Reviews)