La Sala es una estancia muy importante de la vivienda y la imagen de esta habitación se renueva durante el otoño. Una transformación que resulta posible gracias a la elección de nuevos textiles. Materiales que aportan un mayor abrigo para crear una decoración cálida cuando cae la tarde.

1. Terciopelo

asiento-de-terciopelo
El terciopelo posee características muy deseadas por quienes quieren crear un look elegante y sofisticado. Su acabado destaca por la suavidad que ofrece. Posee un tacto muy agradable y, además, está disponible en diferentes tonos. Por ello, puede integrarse con acierto en composiciones diferentes.

El terciopelo puede ser el punto focal en la decoración de la sala. Así ocurre cuando eliges un sofá o una butaca que posee este aspecto. Además, el propio cortinaje que cubre las ventanas también se renueva con el paso del verano al otoño. Las telas más gruesas adquieren una mayor relevancia en el último periodo del año.

2. Lana fina

manta-en-el-sofa
La zona de estar enmarca algunos de los momentos de ocio y descanso en el hogar. El sofá es el gran protagonista de este lugar. Las sensaciones personales cambian durante el otoño, cuando el verano queda atrás. La búsqueda del confort está directamente vinculada con la necesidad de abrigo.

Por ello, la lana es uno de los tejidos que aporta esta agradable sensación cuando la estación está más avanzada. La manta es uno de los complementos decorativos que se ha convertido en una pieza indispensable en la decoración. Un plaid puede acompañarte mientras disfrutas de tu serie favorita en la televisión, lees una revista o hablas con tu familia sobre un tema interesante.

3. Papel

libro-sobre-mueble-bajo
Los libros no solo fomentan la animación a la lectura, además, las obras literarias son muy decorativas. Tienen vida más allá de las estanterías. Son piezas esenciales que personalizan la decoración de la sala. Así ocurre cuando varios libros con una edición muy bonita están estratégicamente situados sobre la mesa de centro.

Dicha mesa destacada por su accesibilidad y cercanía respecto del sofá. De este modo, quien está sentado en el asiento puede consultar las páginas en cualquier momento. Pero existen otros muebles que también se completan con esta tendencia.

El otoño está acompañado por nuevas sensaciones y objetivos personales. Algunas de esas metas se contextualizan en el marco de la decoración de la sala.

4. Felpa

alfombra-de-felpa-negra
Los textiles de abrigo llegan a las distintas estancias de la Sala. El terciopelo, como hemos comentado, protege las ventajas y mejora el aislamiento térmico. Pero el suelo también puede cubrirse con la agradable textura de un material como la felpa. Las alfombras que lucen este acabado renuevan la decoración de la habitación en la temporada otoñal.

Una alfombra de felpa, por ejemplo, puede enmarcar con estilo la zona de estar.

5. Algodón

sofa-con-cojines
El algodón es un ingrediente muy habitual en la moda y, también, en la decoración. Un elemento que puedes encontrar, por ejemplo, en bonitas fundas de cojines que personalizan la estética del sofá. Los cojines pueden estar muy bien alineados con el tono del sillón o, por el contrario, destacar sobre un fondo claro u oscuro.

6. Telas

telas-para-decorar-en-otono
Las telas están presentes en la decoración en todas las estaciones del año. Sin embargo, es en otoño cuando adquieren una gran visibilidad en el conjunto. Las encontrarás en acabados diferentes y en multitud de colores. Por ejemplo, puedes jugar con este recurso para renovar la estética de la habitación de forma sencilla.

¿Y qué sensaciones te transmite a ti el otoño? Inspírate en esa información para seleccionar los materiales adecuados en la decoración de la Sala.

0/5 (0 Reviews)