Redmi Note 9 Pro, análisis: una gran sorpresa

32

En la gama media es donde, sin duda, mejor se mueve Xiaomi. A pesar de su buen hacer con dispositivos como la serie Mi 10, que buscan competir con lo mejor de lo mejor, es en el rango de los 200 y 300 Dolares donde más brilla. Durante unas semanas he probado el Xiaomi Redmi Note 9 Pro y vaya sorpresa.

Análisis en vídeo

Nada de diseños arriesgados

El Redmi Note 9 Pro de Xiaomi es uno de eso dispositivos que no arriesga a nivel estético ni tampoco se espera que lo haga. Lo único que ha de hacer es cubrir ese mínimo al que sí ya nos han acostumbrado muchas marcas en general y Xiaomi en particular. Por eso, lo que aquí encuentras es un dispositivo de generosas dimensiones y 209 gr de peso, pero aún así resulta cómodo en mano. A menos que estés acostumbrado a teléfonos más pequeños no vas a tardar mucho en acostumbrarte a él.

Respecto a material y acabados, pues más de lo mismo. La trasera de cristal ofrece un buen tacto y sin ser muy resbaladizo su único problema no es otro que el ya clásico de las huellas. Pero como es posible que lo lleves con la funda que incluye, la cual lo protegerá frente a posibles caídas o arañazo, pues problema resulto.

De los más nada que destacar. Son algo generosos, pero en estos rangos de precios suelen ser lo habitual. Bueno, sí hay algo que igual te interesa saber. En la parte superior tienes un puerto IR con el que junto a la aplicación de control remoto podrás manejar tu televisor entre otros dispositivos. Y ya en la parte inferior, junto al altavoz y conector USB C encuentras un conector Jack de 3,5mm para que puedas usar tus auriculares con cable de toda la vida.

Por cierto, en el lateral derecho está el lector de huellas integrado en el mismo botón de encendido. Su funcionamiento es rápido y preciso. Hay que acostumbrarse a su posición, pero no resulta nada molesto. Junto al sistema de reconocimiento facial, dos opciones de desbloqueos rápidas y efectivas.

Sin pantalla a 90 Hz pero solvente

Calidad panel Redmi Note 9 Pro

Si quieres ser competitivo en precio, has de renunciar a ciertas cosas. Una de ellas en teléfonos de gama media es la pantalla. Aquí Xiaomi no va a darte un panel de 90 Hz que tan de moda está ahora. Sin embargo, su pantalla LCD IPS de 6,67 pulgadas resulta bastante correcta en prácticamente todos los aspectos.

Tanto por color, como nivel de contraste o ángulos, la experiencia de uso durante estos días me ha resultado satisfactoria. Nuevamente, como me ocurrió con el Mi 10 Lite, un poco más de brillo le hubiese sentado genial en determinadas situaciones de exterior, pero en líneas generales se disfruta a la hora de usar el sistema, visualizar contenido multimedia o a la hora de hacer fotografías y grabar vídeo.

Rendimiento panel Redmi Note 9 Pro

Eso sí, el único punto que no me sigue llamando la atención es el agujero en pantalla para albergar la cámara frontal. La sombra que genera a su alrededor no me convence. Hasta cierto punto hasta u notch tipo gota como ofrecía su anterior generación me convencería más, pero esto es una simple cuestión de gustos personales y que tiene fácil solución una vez te acostumbras.

En líneas generales, si quitamos el tema brillo, la pantalla resulta más que correcta y podrás disfrutar de todo tipo de contenidos y juegos, porque la respuesta también es adecuada incluso en aquellos títulos donde hay que reaccionar más rápido.

Potencia suficiente para todo

Seguirle la pista a los distintos procesadores de Qualcomm empieza a ser cada vez más complejo, como ya venía ocurriendo con los de Intel o AMD. ¿Qué diferencia al Snapdragon 765G del 720G y respecto a modelos anteriores? No es fácil.

Por eso, no te voy bombardear con datos técnicos ni benchmark que cada vez van teniendo menos sentido. Por mucho que haya a quién les guste ese tema de comparar numeritos. Aquí voy a hablar de sensaciones y experiencia real en el día a día.

El Redmi Note 9 Pro monta un Snapdragon 720G y lo único que debes saber es que para tareas del día a día es más que suficiente. El sistema operativo y la mayoría de aplicaciones se van a ejecutar de forma fluida. Digo la mayoría porque habrá apps puntuales que por su mayor exigencia demorará su ejecución frente a los tiempos que podría ofrecer lo último de Qualcomm, el 865.

Esta diferencia se debe sobre todo a la diferencia en potencia gráfica. Aquí el 765G le hubiese dado un punto extra, pero ya hablaríamos de otro terminal y otro precio. Por tanto, mi experiencia de uso ha sido buena y pude hacer todo lo que quería en todo momento. A veces con un poco más de paciencia, pero sin ningún tipo de problema real tipo cuelgues, lentitud exagerada, etc.

Lógicamente a ese rendimiento ayudan sus 6GB de memoria RAM y el almacenamiento UFS 2.1, que sin ser el más rápido permite tiempos de carga suficientemente rápidos como para no apreciar mala experiencia alguna.

Si a esto sumamos las múltiples opciones de la MIUI y el trabajo de optimización hecho por la propia Xiaomi, muy exigente has de ser para que este teléfono no cumpla con tus necesidades del día a día. Y si eso ocurre, entonces lo que no debías haber hecho es comprarte esta opción.

Sonido, mejor con auriculares

El Redmi Note 9 Pro si por algo no te va a enamorar es por el sonido. Su altavoz suenan, pero nada mas. No digo que lo hagan mal del todo, hay que subir mucho para que empiece a distorsionar, pero sí es cierto que no es un sonido con mucho cuerpo y matices.

Por eso digo que si quieres disfrutar de contenido multimedia, desde series, películas hasta música, podcasts o vídeojuegos tendrás que optar por unos auriculares. Aquí la ventaja es que podrás recurrir a modelos inalámbricos o con cable. Tú decices. Y como ocurre con la pantalla, las opciones de personalización de sonido de MIUI te permitirán tener un poco más de control y personalización sobre cómo sonarán.

Sorpresas con sus cámaras

Del mismo modo que me ocurrió con el Mi 10 Lite, el Redmi Note 9 Pro ofrece cinco cámaras. Un módulo de cámara principal compuesto por cuatro sensores más uno para la frontal de 16 MP que más allá de lo llamativo por decir que ofrece cinco cámaras realmente tres son las importantes. Aunque podrías quedarte perfectamente sólo con dos, la frontal de 16 MP y la trasera de 64 MP.

La cámara frontal rinde bien en temas de selfies, también en vídeo, aunque en ambos casos sigo pensando que el procesado de Xiaomi peca de nitidez. O seré yo que estoy acostumbrado a otro tipo de look que me atrae más. Aún así, es una cámara que se comporta de un modo bastante correcto incluso cuando la luz es algo más escasa. Es verdad que los colores quedan algo más empastados y con un ligero efecto acuarela, pero hay propuestas mucho más caras que se comportan igual y eso tiene más delito.

De todos modos es la cámara principal la que interesará más a la mayoría y aquí, ojo con la cámara del Redmi Note 9 Pro. Parto de la base que se trata de un terminal de gama media y de los más económicos, cuesta unos 250 Dolares. Por tanto, con ese precio y quitan el tema de que le sobran sensores como te comentaba antes, el rendimiento de este dispositivo me ha gustado.

Tanto con buena luz como cuando estamos frente a escenas algo más complejas, el sensor principal de 64 MP es capaz de lograr fotos bastante atractivas. Bien en exposición, representación de color y nitidez. Es más, podemos hacer incluso un zoom de 2X jugando con el recorte del propio sensor.

Hay ocasiones donde lógicamente falla, pero un gran porcentaje de usuarios quedará más que satisfecho con un terminal que es capaz de dar mucho juego en fotos de todo tipo. Y si, además, sumas un poco de edición posterior no sólo salvas aquellas tomas más complejas disimulando posibles fallos como un mayor ruido o falta de detalle, también haces más atractivas las que técnicamente están mejor.

Lo dicho, si obvias lo llamativo que resulta decir que tienes un teléfono con cinco cámaras, lo cierto es que el Remi Note 9 Pro incluye dos sensores que convencen y hace que sea una propuesta bastante sólida para quienes buscan un terminal capaz en términos fotográficos (con limitaciones propias por una cuestión de precio) sin tener que invertir ni 500 o los 1.000 Dolares que se piden por teléfonos de gama alta.

Respecto al vídeo, cumple, pero no me convence del todo. Aquí es porque admito que no he logrado nunca encontrar un teléfono Android capaz de capturar un vídeo como el de prácticamente cualquier iPhone del mercado, incluido el iPhone SE de 2020.

Redmi Note 9 Pro, un teléfono fácil de recomendar

Cuando probé el Xiaomi Mi 10 Lite, el cual ya empezaba a ver sus primeras ofertas, pensé que ese sería el teléfono sobre los 200 y 300 Dolares que iba a recomendar sin temor a arrepentirme. Ahora que he probado este Redmi Note 9 Pro tengo que decir que igual ya no es tan fácil.

Porque el Mi 10 Lite puede que esté por encima en algunos apartados, pero es que este Redmi Note 9 Pro no se queda muy atrás y se puede encontrar también a muy buen precio. Por tanto, lógicamente es una decisión que tú tendrás que tomar si te interesa más uno u otro por algún motivo concreto, pero yo te puedo decir que si apuestas por él no te vas arrepentir.

Además, no son cumple bien en todo lo mencionado antes, también en los siguientes apartados:

  • Batería holgada para aguantar el día y medio de uso tranquilamente e incluso dos. Es sin duda una de sus grandes características aunque no se le de mucho bombo
  • Pantalla ofrece buen tamaño y resolución adecuada para visualizar contenido multimedia, vídeojuegos y textos que leer a través de la web o aplicaciones de redes sociales
  • Por potencia no tendrás problema y será más que suficiente para usos y tareas habituales del día a día
  • Las cámara y lo has visto
  • Tanto en lector de huellas colocado en un lateral como el reconocimiento fácil son soluciones de desbloqueo muy convenientes y efectivas

Por tanto, admito que sí, el Redmi Note 9 Pro me ha gustado bastante. Por lo que cuesta en estos momentos de publicación del análisis, 249 Dolares, es uno de los dispositivos más atractivos en su rango de precio.

5/5 (1 Review)