Razones para mezclar estilos en la decoración del hogar

23

Un hogar tiene un estilo propio, pero este diseño se nutre, con frecuencia, de la inspiración que aportan distintas corrientes decorativas. Mezclar estilos se ha convertido en la nueva moda para crear hogares con alma. Hoy enumeramos seis razones para mezclar estilos en la creación de un look atractivo.

1. Encontrar ideas para potenciar la mejor versión de un espacio

sofa-grande-y-blanco
Cada estilo decorativo posee un encanto. ¿Pero por qué renunciar a las cualidades y características de un diseño complementario cuando es posible armonizar las fortalezas de dos propuestas distintas? La mezcla de estilos te aporta más recursos para dotar a ese ambiente de una entidad propia. Desde esta perspectiva, adquieres herramientas, materiales y tendencias.

2. Búsqueda del contraste por medio de los opuestos

pared-de-ladrillo-en-habitacion
La oposición puede formar parte de un entorno desde múltiples perspectivas. La combinación de lo antiguo y lo nuevo es tendencia actualmente. El uso de la línea recta y la curva en un mismo entorno pone en conexión formas diferentes.

El contraste también adquiere un componente cromático como muestra el uso del blanco y el negro en una habitación. Pues bien, dos estilos diferentes integran el valor de la diferencia en un lugar. Este contexto se enriquece con matices que embellecen un escenario. Un espejo antiguo con molduras doradas con efecto envejecido marca un llamativo contraste en una estancia con estilo industrial, por ejemplo.

3. Evitar una decoración excesivamente plana y previsible

rincon-acogedor
En ocasiones, un espacio puede mostrar una decoración excesivamente plana y demasiado previsible. Un entorno de este tipo llega a aburrir después de un tiempo, porque falta el factor sorpresa.

Un lugar cuenta una historia propia a través del proceso de decoración que ha hecho posible ese diseño. Crear un entorno acogedor a partir de la mezcla de estilos es un acierto. Una composición de este tipo es original, creativa y diferente.

4. Ampliar el número de posibilidades

cocina-con-salon
La decoración de cualquier entorno está condicionada por las características propias de ese lugar. En una casa pequeña, por ejemplo, conviene descartar aquellas ideas que empequeñecen visualmente el hogar.

El plan de decoración está alineado con el objetivo final, pero también con aquello que es viable. En cualquier caso, cuando mezclas estilos de decoración sumas opciones que no habías contemplado en un primer momento.

¿Por qué elegir un único estilo cuando admiras propuestas de otra corriente decorativa? La mezcla es tendencia. Esta es una excelente opción, incluso, para proyectos con bajo presupuesto. De hecho, puedes crear una composición atractiva con piezas de distintos precios.

5. La inspiración de un espacio ecléctico

El estilo ecléctico muestra el atractivo de lugares con distintas texturas, colores, piezas decorativas y colores. Y este estilo está de moda. Salir de la zona de confort en cualquier ámbito de la vida, también en la decoración, es un acierto.

Esta experiencia propicia la innovación, el descubrimiento de otras oportunidades y el aprendizaje. Al mezclar estilos decorativos pones en práctica una habilidad tan importante como la adaptación al cambio.

6. Dejar atrás las dudas y la indecisión constante

pasillo-de-casa
Es probable que, durante un proyecto de decoración, encuentras ideas, posibilidades y tendencias que te encantan. Sugerencias que, en algunos casos, parecen tener pocos aspectos en común. Las dudas forman parte del proceso de decisión cuando tienes que descartar opciones para elegir los colores, productos, muebles y detalles finales.

Algunas de estas dudas se solucionan cuando en vez de renunciar a un estilo, fusionas una mezcla que da lugar a un entorno en armonía.

¿Qué otras razones para mezclar estilos en la decoración del hogar te gustaría añadir? Esta tendencia de moda embellece un entorno que cuenta una historia única a través de los matices.

0/5 (0 Reviews)