¿Qué es el desarrollo socioafectivo? El niño nace en un contexto social. Su integración en la familia es un reflejo de su propia naturaleza. Pese a ser un ser individual, interactúa con los demás y con el entorno que le rodea. El proceso de crecimiento infantil pone el acento en distintos apartados de su propia esencia. Los cambios corporales, por ejemplo, se perciben claramente. Además de ello, las emociones forman parte de la persona.

Cómo construir relaciones felices con los demás

Y, por ello, ocupan un lugar destacado desde la primera infancia como refleja el desarrollo socioafectivo. En esta fase, el niño construye sus primeros vínculos. Aprende valores, comparte momentos significativos con los demás y expresa su autenticidad.

Existen dos contextos que influyen de forma directa en el desarrollo socioafectivo del niño: el hogar y el colegio. La familia y el ámbito educativo son espacios seguros para el peque. Entornos en los que encuentra ejemplos y principios. La convivencia en sociedad presenta distintos desafíos que la persona afronta a través de la experiencia. Colaborar en equipo, resolver conflictos y expresar sentimientos son algunos ejemplos de ello.

que-es-desarrollo-socioafectivo

La importancia del afecto para alimentar la autoestima infantil

En el ámbito familiar, existen dos ingredientes que son esenciales para el desarrollo socioafectivo infantil: el amor incondicional y el apego seguro. Por medio de este acompañamiento, el niño recibe un reconocimiento que le aporta bienestar.

A lo largo del proceso de desarrollo, el peque adquiere recursos y herramientas que le permiten afrontar situaciones nuevas con mayor autoconfianza. El ser humano tiene necesidades básicas que son fundamentales para su evolución plena. El afecto es uno de los ingredientes más demandados.

Del mismo modo, los juegos ocupan un lugar importante en el periodo de crecimiento. Nutren la creatividad, los sentimientos, la conexión con el presente y las relaciones personales.

0/5 (0 Reviews)