¿Qué es cultura organizacional? (definición, tipos y componentes)

16

Contar con una cultura organizacional le permite a una empresa identificarla y distinguirla de otras empresas competidoras, e influir en el comportamiento y las decisiones de sus miembros. En este artículo te decimos qué es la cultura organizacional, cuáles son los tipos de cultura organizacional que existen, y cuáles son los elementos que la conforman.

¿Qué es cultura organizacional?

La cultura organizacional, también conocida como cultura empresarial o cultura de empresa, es un conjunto de valores, principios, actitudes, costumbres y creencias que existen en una empresa, y que la identifican y distinguen de otras empresas competidoras.

Tal como sucede en el caso de un país en donde su cultura influye en el comportamiento y las decisiones de sus habitantes, la cultura de una empresa también influye en el comportamiento y las decisiones de sus miembros.

Por ejemplo, en algunos países su cultura influye en aspectos tales como la forma de vestirse o la personalidad de sus habitantes, mientras que en algunas empresas su cultura influye en aspectos tales como el tipo de liderazgo que practican o la tolerancia al riesgo que tienen sus miembros.

La cultura de una empresa también se puede comparar con la personalidad de una persona en el sentido de que, así como no existen dos personas con la misma personalidad, tampoco existen dos empresas con la misma cultura.

Así como una persona podría tener una personalidad abierta o reservada, una empresa podría tener una cultura innovadora o conservadora.

Contar con una cultura organizacional le permite a una empresa:

  • identificarla y distinguirla de otras empresas competidoras.
  • influir en el comportamiento y la toma de decisiones de sus miembros.
  • hacer que sus miembros se identifiquen con ella.
  • hacerle saber a sus nuevos miembros lo que se espera de estos en cuanto a comportamientos y actitudes.
  • transmitir valores y otros aspectos positivos.
  • proyectar una imagen positiva ante los consumidores.

La cultura organizacional empieza reflejando la visión y la misión de los fundadores de la empresa, y la cultura del país en donde opera, pero luego se va desarrollando a medida que la empresa va creciendo y superando las dificultades que se le presentan.

Asimismo, la cultura de una empresa no es algo rígido, sino algo que va cambiando con el tiempo a medida que la empresa va creciendo y superando las dificultades que se le presentan, pero también adaptándose a los cambios del entorno.

La cultura organizacional es un fenómeno interno que recorre todas las áreas de una empresa, y que influye en el comportamiento y las decisiones de sus miembros.

Tipos de cultura organizacional

Tal como sucede en el caso de los países, en donde algunos tienen una cultura más arraigada que otros, en el caso de las empresas también algunas tienen una cultura más arraigada que otras.

Teniendo en cuenta el nivel de arraigo que tiene la cultura en una empresa, esta se suele clasificar en cultura fuerte y cultura débil:

Cultura fuerte

La cultura fuerte es una cultura fuertemente arraigada en una empresa.

Los miembros de la empresa son conscientes y están convencidos de los elementos que la conforman, tales como valores, principios y creencias, y estos determinan o influyen, ya sea de manera consciente o inconsciente, sus comportamientos o decisiones.

Este tipo de cultura suele darse en el caso de empresas con varios años en el mercado, o en donde se esfuerzan por desarrollar y comunicar a todos sus miembros los elementos que conforman su cultura.

Cultura débil

La cultura débil es una cultura poco arraigada en una empresa.

Los miembros de la empresa son poco conscientes y están poco convencidos de los elementos que la conforman, tales valores, principios y creencias, y estos no determinan ni influyen sus comportamientos o decisiones.

Este tipo de cultura suele darse en el caso de empresas con pocos años en el mercado, o en donde no se esfuerzan por desarrollar ni comunicar a sus miembros los elementos que conforman su cultura.

Componentes de la cultura organizacional

La cultura organizacional suele estar conformada por varios elementos, pero así como existen algunos elementos que tienen mayor relevancia al momento de conformar la cultura de un país, también existen algunos elementos que tienen mayor relevancia al momento de conformar la cultura de una empresa.

Veamos a continuación los principales elementos que suelen conformar la cultura de una empresa:

  • Valores: cualidades positivas que posee la empresa, y que guían el comportamiento de sus miembros. Por ejemplo, los valores de innovación, de calidad, de servicio al cliente, etc.
  • Principios: normas morales que guían la conducta de las personas. Por ejemplo, los principios de honestidad, de integridad, de respeto por los demás, etc.
  • Filosofía: forma de pensar o entender las cosas. Por ejemplo, la filosofía de buscar la satisfacción del cliente, de mejorar la calidad de vida de los trabajadores, etc.
  • Actitudes: disposiciones de ánimo para hacer algo. Por ejemplo, las actitudes para afrontar las dificultades, para atender a los clientes, etc.
  • Costumbres: forma habitual de comportarse o de hacer las cosas. Por ejemplo, las costumbres de capacitar constantemente a los trabajadores, de practicar un liderazgo democrático, etc.
  • Creencias: ideas que se asumen como verdaderas. Por ejemplo, las creencias de que el cliente es lo más importante, de que los trabajadores deben trabajar en un buen ambiente, etc.
  • Historias: narraciones basadas en hechos reales, pero que en ocasiones son combinados con hechos ficticios. Por ejemplo, la historia de cómo se creó y salió adelante la empresa.

Apuntes finales

La cultura organizacional es un fenómeno interno que se extiende por todas las áreas de una empresa, y que afecta el comportamiento y las decisiones de sus miembros.

La cultura organizacional no es algo que se pueda establecer de un momento a otro, sino algo que se va desarrollando con el tiempo a medida que la empresa crece, va superando dificultades y se va adaptando a los cambios del entorno.

Sin embargo, algunas medidas que se pueden tomar para desarrollar una cultura organizacional son desarrollar una sólida visión, misión y valores, y luego asegurarse de transmitirlos a todos los miembros de la empresa.

0/5 (0 Reviews)