Paisajes imprescindibles del Camino de Santiago

20

El Camino de Santiago nos ofrece algunos de los rincones y paisajes más bonitos de toda España. No es de extrañar, ya que desde el origen de las peregrinaciones a Santiago de Compostela, se fueron configurando diferentes rutas que parten desde distintos lugares de la Península. La antigüedad y la cantidad de recorridos, convierten a las rutas jacobeas en lugares cargados de un sinfín de patrimonio.

A día de hoy, es posible seleccionar una ruta en función de los intereses y gustos personales. Por ejemplo: los amantes del arte y la historia suelen decantarse por el camino Francés, mientras que los amantes de la costa realizan habitualmente el camino del Norte.

Cada uno de los caminos que conducen a Santiago es único y ofrece gran cantidad de bellos paisajes. A continuación te presentamos una selección de algunos de los paisajes más bonitos que encontrarás en las rutas jacobeas.

Roncesvalles – Pirineo navarro

Si realizas el camino Francés, esta será tu primera parada en tierras españolas. Roncesvalles es por su situación un enclave histórico del territorio navarro. El pueblo es muy pequeño pero en él podrás apreciar construcciones patrimoniales asociadas al camino de Santiago. Además, ofrece en su entorno un paisaje natural de incalculable valor, con sendas cargadas de vegetación atlántica, muy bonita sobre todo en la época otoñal.

rio

Pamplona

La ciudad de Pamplona es sin duda uno de los puntos favoritos de los peregrinos del camino Francés. Destaca por su animado ambiente y la cantidad de patrimonio cultural que posee. Las vistas de la ciudad, rodeada de naturaleza y verde, son espectaculares. Urbanísticamente es una ciudad que integra perfectamente la conservación de su patrimonio cultural con el uso cotidiano. Te enamorará.

O Cebreiro – Montañas lucenses

Situado en la provincia de Lugo, es sin duda uno de los mayores reclamos del Camino Francés. Sus principales atractivos son: la conservación de la característica arquitectura de pallozas y la Iglesia de Santa María del siglo IX, que alberga en su interior un cáliz románico del siglo XII. Por otra parte, se trata del punto de entrada a Galicia para los peregrinos que están recorriendo el Camino Francés, y está ubicado en plena Reserva Nacional de los Ancares y la sierra de Caurel. Las panorámicas del entorno natural son impresionantes.

palloza

Fisterra

Finisterre o en gallego Fisterra. Este nombre derivado del latín Finis Terrae, significa “el fin del mundo”. Fisterra es una pequeña villa de tradiciones marineras. Existe un camino a Fisterra desde Santiago de Compostela, que es considerado el epílogo de todos los caminos.

Sin duda, su principal atractivo es su espectacular y brava costa (se encuentra ubicado en plena Costa da Morte). Su principal hito es su faro, que forma parte del sendero de los faros de la costa da Morte gallega. Un verdadero deleite para los apasionados del mar y la foto.

fisterra

Playa de As Catedrais

En general, toda la costa cantábrica que recorre el camino del Norte, desde Irún a Ribadeo, es simplemente espectacular. No obstante, hoy nos quedamos con la playa de As Catedrais, ubicada en el concello lucense de Ribadeo. Esta playa, situada al pie del acantilado de la rasa cantábrica, es una verdadera obra de arte de la naturaleza. De hecho, fue declarada Monumento Natural por la Consellería de Medioambiente de Galicia, por las singulares formas de su acantilado, a modo de arcos y torres, resultado de la erosión de la roca por el mar. Es uno de los lugares más fotografiados de Galicia y cada fotografía es única.

Estuario del río Miño

Esta vez, este paisaje nos lo ofrece la antigua ruta del camino Portugués. En su discurrir por su tramo costero, cuando cruzamos de Portugal a Galicia, desde Caminha a A Guarda, nos encontramos con la desembocadura y el majestuoso estuario del río Miño. Las vistas son espectaculares desde el monte de Santa Tegra, donde también podrás conocer uno de los castros mejor conservados de Galicia.

estuario-del-rio-mino

Campos de amapolas en el camino Francés

El camino Francés, a su paso por Castilla y León, discurre por algunas zonas de campos de amapolas verdaderamente preciosas. El conjunto forma un paisaje apacible e idílico perfecto para fotografiar.

campo-amapolas

Muralla romana de Lugo

Lugo es un enclave histórico del camino Primitivo, el primero de todos los caminos de peregrinación inaugurado por el mismísimo rey Alfonso II el Casto. Lugo conserva una gran cantidad de elementos patrimoniales de gran valor, pero sin duda, la estrella de la ciudad es la muralla romana. Esta muralla romana es de las mejor conservadas que existen y fue declarada Patrimonio Mundial por la UNESCO. Bordea el casco histórico de la ciudad con una longitud de más de 2 kilómetros.

Pontedeume – Fragas do Eume

La primera etapa del camino Inglés, discurre desde Ferrol a la localidad de Pontedeume. Pontedeume es una preciosa villa marinera que de por sí te enamorará. Además, alberga en su territorio el Parque Natural de las Fragas do Eume. Este parque constituye uno de los mejores ejemplos de bosque atlántico de la Península. Sin duda te sorprenderá la intensidad de sus verdes.

fragas-do-eume

Santiago de Compostela

Como no podía ser de otra manera, terminamos este repaso con la ciudad de Santiago de Compostela. El casco histórico de Compostela alberga la catedral más representativa del estilo románico de nuestro país. Verdaderamente es una construcción que te dejará sin aliento. Además, caminar por el conjunto monumental de Santiago de Compostela es como caminar por un cuento, adorarás cada rincón. Fue declarada Patrimonio de la Humanidad en 1985.

Los diferentes Caminos de Santiago están cargados de un sinfín de paisajes naturales y culturales de excepcional belleza y valor. Después de este breve repaso, ¿qué camino dirías que es el tuyo?

0/5 (0 Reviews)