En el sexo, nada es absoluto y lo que da placer a una persona, a otra la deja como si nada. Sobre todo, en materia de placer femenino hay muchas variantes, y como es lógico, ninguna mujer puede dar un tutorial sobre lo que le da placer sin haberlo experimentado antes. Por eso hoy hablamos sobre movimientos durante la penetración.

No solo nos limitaremos a describirlos, sino que comentaremos un poco sobre ese tabú de preguntar, ¿cómo moverse en la cama para enloquecer a una mujer?

Preguntando se llega a Roma… ¿Y al orgasmo?

Como redactora, hay ciertos hábitos del oficio que siempre tengo en cuenta a la hora de realizar una búsqueda en Google. Entre ellas consultar las preguntas más frecuentes relacionadas con los términos que estoy empleando. Y ciertamente no sé ustedes, pero yo estoy harta de la tendencia a preguntar ¿cómo volver loco a un hombre en la cama? O ¿cómo moverse en la cama para enloquecer a un hombre?

¿Es que acaso los hombres no preguntan lo mismo respecto a las mujeres? Pues las tendencias dicen que no. Por lo visto, los hombres en Internet sienten como si estuvieran pidiendo direcciones en la autopista. ¡Muy mal! Nadie nace sabiendo, y gran parte del placer sexual durante el coito se debe a los movimientos por parte de ambos integrantes.

Así que este post es en parte para ampliar el repertorio masculino de movimientos, así como para animar a las féminas a que pidan por esa boca lo que quieren probar… porque podrían sorprenderse gratamente.

4 movimientos durante la penetración que hay que experimentar

Si bien no todos los encuentros sexuales son iguales, y algunos son más marcados por la urgencia que por la experimentación. La variedad en los movimientos puede variar en dependencia del contexto: una deliciosa tortura o un ticket a uno o varios orgasmos memorables:

1. Picoteo

El picoteo consiste en movimientos que realiza el hombre cuando introduce el pene, pero solamente hasta el glande y un poquito más en la vagina.

Al estimular las paredes de la vagina, se contribuye a aumentar la lubricación femenina, y al mismo tiempo aumentan las sensaciones para ambas partes, pues recordemos que el glande es una de las zonas más sensibles en los genitales masculinos.

2. Penetración intermitente

En la penetración intermitente, el hombre introduce y saca el pene por completo, para volver a penetrar hasta el fondo: este movimiento es ideal para cuando ella ya ha llegado al orgasmo una vez, y se quiere prolongar el goce al retrasar el orgasmo masculino y, por supuesto, el placer femenino.

3. Vaivén

En el movimiento de vaivén se mueve el pene de lado a lado, como si se estuviera batiendo una mezcla para pastel con cucharón: Con este se logran estimular todas las paredes vaginales, y se logra un nivel de excitación enorme, pues el pubis masculino acaricia también los labios de la vulva y el clítoris.

4. De costado

Esta es una posición sexual que brinda un ángulo de penetración muy interesante para la excitación femenina: El hombre yace acostado de lado, mientras que la mujer está acostada boca arriba con las piernas separadas.

La penetración ocurre de esta forma, y la mujer puede agarrar la pierna de su pareja colocándola encima de su abdomen para profundizar la penetración. En este caso, hay una estimulación intensa de las paredes vaginales laterales y anterior, al tiempo que el clítoris es incitado por el roce de la piel del hombre. Ambos miembros de la pareja se hacen partícipe de los movimientos.

¿Has experimentado estos movimientos durante la penetración? ¿Había alguno que desconocieras? Coméntanos qué te han parecido.

0/5 (0 Reviews)