El sexo es sin dudas una de las actividades más placenteras que realizan la mayor parte de parejas. El problema es que puede convertirse en una actividad de riesgo debido a determinados factores. Por eso hoy te presentamos las posturas más peligrosas al hacer el amor.

Descubre los riesgos que entrañan incluso las posiciones más populares durante el coito, y qué hacer ante la sospecha de una lesión en tus genitales u otra parte del cuerpo.

Posturas peligrosas al hacer el amor

La mayoría de lesiones asociadas a las prácticas sexuales tienen que ver con la fractura del pene o el desgarre del ano o la vagina. Claramente, otros factores pueden hacer que terminen lesionadas la espalda, piernas u otras partes del cuerpo: una caída o presión equivocada convertirá el sexo en una enorme pesadilla.

Así que presta atención a las posturas potencialmente peligrosas para cada sexo:

Para las mujeres

En el caso de las mujeres, las posiciones más riesgosas son:

  • Estilo del perrito: Esta posición es del agrado tanto de hombres como de mujeres. Sin embargo, al tratarse de una penetración bastante profunda, si no se realiza con cuidado y con la suficiente lubricación, ocasionará desgarros en la vagina.
  • Vaquera: La vaquera entraña más peligro para los hombres que para las mujeres, como veremos más adelante. Sin embargo, es también peligrosa para las mujeres embarazadas, sobre todo aquellas que ya pasan de los 5 meses de gravidez, pues por el peso del vientre y la posición, ella podría terminar con una lesión en la espalda.
  • Domador: En esta posición, el hombre carga todo el peso de la mujer, y ella pone sus piernas alrededor de la cintura masculina. Si bien es una postura muy atlética, tanto los movimientos como el sudor pueden hacer que la mujer se resbale, caiga y se lesione lo mismo la columna que cualquier otra parte del cuerpo que reciba el impacto primero.
  • Misionero: Aquellas mujeres que con frecuencia sufren de infecciones urinarias, deberían evitar esta posición. Pues en la misma el pene y el pubis masculino empujan contra la uretra, arrastrando consigo microbios y bacterias.
  • Sexo anal: Hay que tener mucha higiene para practicar el sexo anal, usar siempre condón y lubricación adicional. Además, en el caso de las parejas heterosexuales, no se debe penetrar el ano y luego la vagina, pues las bacterias del colon crearán una grave infección bacteriana en la mujer.

Para los hombres

La mayoría de veces, las posiciones de riesgo para los hombres desencadenan en la fractura del pene o en una quemadura por fricción en la piel del mismo, debido a la falta de lubricación. A menudo los hombres que han sufrido de esta lesión, sienten un chasquido y crujido en su miembro, y posterior dolor durante el coito:

  • Vaquera y vaquera inversa: En toda posición en que la mujer esté encima del hombre, un gesto brusco podría provocar una fractura, pues al estar la mujer encima, el hombre no es capaz del todo de determinar si la penetración está siendo realizada de forma forzosa, y por tanto no percibirá el daño.

¿Cómo minimizar los riesgos de lesiones durante las relaciones sexuales?

Durante el sexo, es primordial garantizar la lubricación durante todo el proceso, de modo que, si el momento se vuelve intenso y ligeramente agresivo, no se desgarre la delicada piel de la vagina o el ano.

En caso de sentir dolor, lo mismo el hombre que la mujer, durante el coito, se debe detener de inmediato la práctica para evitar cualquier tipo de lesión. Y si este persiste más allá de la penetración, es muy recomendable visitar a un especialista.

¿Conocías que estas eran las posturas más peligrosas al hacer el amor? Recuerda siempre que el sexo debe ser llevado a cabo de forma responsable para evitar malos momentos.

0/5 (0 Reviews)