Las plagas, el terror de la primavera

35

Con la llegada de temperaturas más cálidas, algunos animales encuentran las condiciones ideales para llevar a cabo una explosión reproductora que puede tener una actividad colonizadora y depredadora fuera de lo común. Las plagas son bastantes más habituales de lo que son deseables, sobre todo en primavera. Es entonces cuando cucarachas, mosquitos, chinches, ratas… buscan nuevos lugares donde asentarse y conquistar nuevos territorios.

Cómo luchar contra las plagas

La primera acción que hay que acometer para evitar las molestias que este tipo de problemas acarrea será, nada más ver alguno de esos insectos invadir el espacio vital de las personas, contactar con una empresa especializada en el control y prevención de plagas. Con el trabajo de profesionales como los que se localiza en la dirección web atusaludambiental.es, se podrá estar completamente seguro que la plaga, sea la que sea, quedará controlada y terminará por desaparecer en el menor tiempo posible.

A Tu Salud (gestión ambiental) pasa por ser un referente nacional en este terreno, líder en la aplicación de distintos tipos de tratamientos y técnicas para desinsectar, desinfectar y desratizar cualquier entorno.

La primavera y las condiciones ideales para la proliferación de plagas

Como ya se ha señalado brevemente al inicio del presente artículo, con la llegada de la primavera son muchas las especies de insectos y animales que comienzan a reproducirse y a expandirse de manera incontrolada, dando lugar a plagas aprovechando las condiciones favorables para determinadas especies.

El control y la prevención de plagas por parte de empresas especialistas es vital para evitar las molestias provocadas por las plagas durante esta estación anual. En algunos casos, estas invasiones son portadoras de enfermedades, incluso pueden ser mortales para algunos animales. Valga como ejemplo la temible procesionaria, que en primavera invade cualquier espacio donde haya algún pinar en las cercanías, este gusano provoca un índice de mortalidad muy alto en perros. Así mismo, en aquellos que sobreviven, las secuelas son terribles.

La mejor solución contra esta plaga y cualquier otra es la prevención, y solo los verdaderos profesionales, como los mencionados de A tu Salud Medioambiental, tienen la capacidad para llevar a cabo este trabajo con eficacia. En este sentido, anticiparse es vital.

Tipos de plagas y cómo actuar contra ellas

Aunque, por regla general, se relacionen las plagas con el campo y con los cultivos, no son pocos los ataques biológicos de este tipo que se sufren en los entornos urbanos.

Las ratas

Posiblemente, las plagas de roedores sea una de las más peligrosas. Para la salud de las personas, pues son transmisoras de numerosas enfermedades (salmonelosis, leptospirosis, la peste, enfermedad de Weil…) y por el daño que son capaces de llevar a cabo en las estructuras humanas (rotura de puertas, pisos, techos y paredes, cables eléctricos…).

La invasión de roedores puede venir por tener cerca de la vivienda un alcantarillado o un depósito de basuras, por ejemplo. Para eliminar ratas de forma eficaz, al ser unos seres vivos muy resistentes a los venenos y con gran capacidad de adaptación, lo más aconsejable es llamar a profesionales.

Las cucarachas

Otro vector portador y transmisor de enfermedades son las cucarachas (E. Coli, la Salmonela, la Fiebre Tifoidea, el Staphylococcus y Streptococcus, el Cólera, la Gastroenteritis, la Disentería y la Lepra). Al igual que las ratas, viven en entornos donde las bacterias proliferan y se adhieren a su cuerpo y las van dejando por donde pasan, sobre todo en los alimentos. Para evitar una plaga de este insecto es aconsejable mantener el orden y la higiene en toda la casa, sellar los huecos por donde puedan entrar, evitar la existencia de zonas húmedas

Las termitas

Aunque la proliferación de las termitas suele producirse en invierno no hay que bajar la guardia, puesto que, siendo inofensivos para los humanos, sí que causan graves daños en cualquier objeto o estructura de madera. 

Las pulgas y las chinches

Ambos insectos, pulgas y chinches, son muy molestos e invasivos. Se alimentan de la sangre y esto puede causar algunas enfermedades (tifus y la peste). En colchones, mantas, alfombras… encuentran un refugio ideal para procrearse y habitar. Así mismo, en las mascotas, como perros y gatos, también encuentran un hogar estupendo para trasladarse e invadir otros espacios.

Los mosquitos

Es en primavera cuando los mosquitos dejan atrás la etapa larvaria y comienzan su madurez. En esta estación, por tanto, es cuando se vuelven activos, molestos y persistentes en busca de la hemoglobina, es decir, la proteína que se encuentra en los glóbulos rojos de la sangre y que transporta oxígeno que lo alimenta. Aunque en España no se consideran un factor de riesgo para la transmisión de enfermedades, son capaces de contagiar el dengue, la malaria y el mal de Chagas, la Leishmaniasis, esquistosomiasis y la fiebre amarilla, así como la Chikungunya, la ceguera de los ríos, la filariasis linfática y el virus del Nilo Occidental.

0/5 (0 Reviews)