Las dificultades se prolongan a lo largo de una historia de amor. En cada etapa adquieren una forma diferente. Poco antes de la boda, es posible experimentar conflictos que se enmarcan en el contexto de los preparativos. ¿Cuáles son las dificultades que conviene tener en cuenta?

1. Falta de implicación de uno de los miembros de la pareja

En ocasiones, uno de los dos delega en el otro la responsabilidad de dar forma a los detalles de ese día tan esperado. A veces, es uno mismo el que parece no dejar el espacio necesario para que el otro tome la iniciativa. En cualquier caso, esta implicación desigual puede generar conflictos.

2. Perder de vista lo más importante

Las parejas también pueden terminar desbordadas por la búsqueda de perfección en el día de la boda. Cuando la organización se vive de este modo, siempre quedan detalles por mejorar. Sin embargo, es un error olvidar que lo más importante de este compromiso es el propio amor.

3. Discusiones por detalles sin importancia

Durante las semanas previas a la fecha oficial del evento, los protagonistas pueden poner en perspectiva los logros alcanzados hasta entonces. Pero también tienen la posibilidad de observar todo aquello que queda por hacer. Tal vez se produzcan discusiones por detalles que aparentemente no tienen importancia. Pero puede ocurrir que esas diferencias de criterio sí tengan una base más profunda.

mujer-vestida-de-novia

4. Dudas

Incluso las parejas más felices y enamoradas, pueden sentir dudas en los días previos a la boda. Sin embargo, la naturaleza de la duda puede variar en multitud de matices. Por ejemplo, en la intensidad, el alcance y la frecuencia con la que se repite ese interrogante. La implicación de un compromiso, que produce efectos a largo plazo, está en el origen de las preguntas que una persona puede hacerse en esta etapa.

¿Qué otras dificultades frecuentes, que viven las parejas antes de la boda, quieres comentar a continuación?

0/5 (0 Reviews)