La pequeña Xbox Series S estuvo delante de nuestros ojos todo este tiempo

24

Hace unas semanas el CEO de NVIDIA presentaba la nueva GeForce RTX 3080 a través de una retransmisión en directo que escondía una sorpresa, y es que la tarjeta gráfica estuvo presente durante toda la retransmisión escondida en un plano de la cámara. ¿Te pareció original? Pues espera a descubrir esto que hizo Microsoft hace varios meses.

Microsoft enseñó la Xbox Series S hace mucho tiempo

Xbox Series S teaser

Rumoreada durante meses, la Xbox más pequeña que jamás se ha fabricado estuvo delante nuestra durante todo este tiempo. Sólo hay que remontarse a un par de entrevistas realizadas en junio y en julio.

Por un lado, durante las conferencias de Gamelab celebradas en junio, el directivo de Microsoft fue entrevistado por Seth Schiesel para comentar las novedades que traerá la nueva generación a la industria, un vídeo emitido en directo el pasado 24 de junio y en el que se podía ver a la espalda de Phil Spencer unas estanterías con libros y una caja blanca que ahora cobra todo el sentido del mundo.

Por si fuera poco, el bueno de Spencer decidió mostrarla una vez más en otra entrevista posterior, en este caso en el Podcast de iJustine, Same Brain, donde el directivo volvió a colocar la pequeña consola en el mismo lugar de la estantería, dejando ver en esta ocasión mucho más la rejilla circular de color negro que tanto caracteriza a la consola.

La propia Xbox lo confirmó a través de Twitter con un simpático tweet.

Una consola para dar el salto

Microsoft ha revelado que la intención de Xbox Series S no es otra que poner fin a ese duro momento de dar el salto a la nueva generación, básicamente por el alto precio que conlleva. Tras conocer que los usuarios prestan más atención a la velocidad de fotogramas por segundo que a la resolución, creyeron oportuno dar vida a una máquina capaz de ofrecer la experiencia de la nueva generación con menos resolución, a cambio de conseguir un precio imbatible.

Esto implica también la desaparición de la unidad óptica, pero teniendo en cuenta que muchísimos usuarios optan ya por las bibliotecas digitales, esto también sirvió para conseguir un factor de forma espectacular con el que convertir la consola en el modelo más pequeño jamás creado.

Un modelo que se antoja imprescindible

Xbox Series S

La estrategia de Microsoft nos recuerda inevitablemente a la de Nintendo con su Switch. Cuando Sony y Microsoft luchaban por ganarse el puesto a mejor consola, Nintendo lanzó un producto diferente y atractivo que se logró posicionar como la segunda opción de casi todos los jugadores.

Podías tener una PS4 o una Xbox One como consola principal, pero como secundaría ibas a tener sí o sí una Nintendo Switch. Ahora, con la propuesta de Xbox Series S, ¿quién no va a querer una consola secundaria con estas características y un servicio como Xbox Game Pass? Si Microsoft no convence a la hora de elegir Xbox Series X como consola principal, lo más probable es que lo consiga como consola de segundo nivel, algo que, visto lo visto, estaría incluso mal catalogado, ya que a pesar de la resolución de 1440p, los juegos seguirán corriendo de infarto a 60 y 120 imágenes por segundo.

0/5 (0 Reviews)