La nueva película de James Bond tendrá que esperar a 2021

43

Sin una alternativa real a las salas de cine en cuanto a posibilidad de igualar los ingresos que estas generan, los estudios sólo tienen una opción: posponer los estrenos. Eso en Universal lo saben y antes de arriesgar la posible recuperación de la inversión deciden cosas como esta y que ya no deberían sorprenderte: ‘Sin tiempo para morir’, la última película de James Bond, se retrasa hasta 2021.

Sin tiempo para morir ni estrenarse

James Bond ha sido protagonista de la actualidad cinematográfica durante estas últimas semanas y no sólo por el rumor acerca de Tom Hardy como posible nuevo agente 007, una idea que no desagrada a muchos aunque sí descoloca a otros por lo que hasta ahora estaban acostumbrados a ver con los distintos actores que interpretaron al agente 007. A excepción de Daniel Craig, el último Bond que también rompía con esa imagen más, llamémosla, clásica.

Lo que han hecho que Bond esté en boca de todos ha sido por un lado el trailer final de la nueva película, Sin tiempo para morir (No Time to Die). Repleto de acción y con detalles de esos que a todos los fans del agente 007 les gusta ver. Como los faros del coche con metralletas incorporadas. Y por otro lado, por el videoclip oficial con el tema principal de la película interpretado por Billie Eilish. Un temas con unos arreglos increíble. ¿Mejor que el de Adele con Skyfall? Bueno, que juzgue cada uno.

No obstante, por la noticia que más va generar titulares es por la del retraso de la última película que ya debió haber sido estrenada a principios de año, que luego se dijo que llegaría a finales de noviembre y que por último, como confirmo finalmente Universal se irá al próximo año. Sin tiempo para morir se estrenará el 2 de abril de 2021. Nuevamente si nada vuelve a impedirlo llegado el día.

Un año, ese será el tiempo que se retrasará y es un fastidio para todos los fans de 007, pero también la demostración de que nadie sabe qué hacer en la industria del cine para poder mantener lo que durante años habían logrado, ingresos que hiciesen que compensase la inversión. Porque lo que ha hecho Mulan o Tener tampoco ha servido.

La primera se estrenó en Disney+ y los ingresos generados a través del acceso Premium en la plataforma no han sido iguales a los que se pueden obtener en taquilla. Y Tenet, la última de Nolan, se empeñó en hacerlo, pero con la situación actual provocada por la pandemia apenas generó 290 millones de ingresos por taquilla.

Por tanto, Universal no quiere que esto ocurra con la que es la película número 25 de Bond y con la que Daniel Craig se despide de su papel como agente del MI6. Una decisión que resulta comprensible, aunque como usuario nos afecte y pensemos que en nuestro super televisor de casa la veríamos igual o mejor que en las salas. Así que a ver qué ocurre de aquí a unos meses, pero si no hay grandes cambios 2021 será un año igual de malo para el séptimo arte como lo está siendo 2020.

0/5 (0 Reviews)