Implantes dentales: el mejor aliado de tu sonrisa

48

Los implantes dentales tienen la capacidad de recuperar por completo la sonrisa de una persona que ha sufrido pérdida de piezas dentales. Se trata de una rama odontológica que resulta indispensable tanto a nivel estético como funcional y debe ser realizada por un cirujano dental especializado que sepa adecuar el procedimiento a las necesidades del paciente.

Si buscas implantes dentales en Madrid, en el siguiente artículo te explicamos todo lo que debes saber sobre este procedimiento, cómo funciona, sus beneficios y algunos aspectos clave que tendrás que considerar antes de someterte a esta intervención que puede mejorar por completo el aspecto de tu sonrisa y evitar las consecuencias funcionales de la falta de dientes.

¿Qué es un implante dental y por qué resultan una buena alternativa?

Un implante dental es un tornillo de titanio que sustituye la raíz del diente perdido. Gracias a las cualidades de este material, se produce una adherencia al hueso de la mandíbula, permitiendo que se convierta en una base segura para sostener una nueva pieza dental diseñada completamente a medida en sustitución de la pieza original.

Este procedimiento tiene la capacidad de garantizar una mejora considerable en la calidad de vida de la persona que lo recibe, perfeccionando el aspecto de su sonrisa, evitando el daño sobre las encías característico de las prótesis móviles y recuperando en un 100% la funcionalidad. Todo lo anterior, se consigue de forma rápida y con mucho menos dolor del que en principio se piensa.

Con respecto a la duración de estos implantes, en teoría, este procedimiento está destinado a durar toda la vida. Por supuesto, la duración dependerá de los cuidados posteriores que el paciente de a la pieza dental artificial que le ha sido implantada. En líneas generales, las estadísticas indican una durabilidad superior a 10 años en la mayoría de los pacientes.

Beneficios de los implantes dentales

  • Larga duración. Como ya te hemos contado, el tratamiento ha sido diseñado para ser permanente y tener una larga duración una vez colocados los nuevos dientes. Siempre que se le dediquen los mismos cuidados que necesita un diente natural, se puede tener garantía de que durarán para toda la vida.
  • Aspecto natural. Se consigue una gran naturalidad en la sonrisa, pudiendo disponer de coronas en una infinidad de tonos exactamente iguales a los dientes originales del paciente, de forma que un implante no se diferencia en nada de la dentadura natural e, incluso, garantizan las mismas sensaciones al masticar, sonreír y hablar.
  • Seguridad. El 85% de los pacientes que se somete a esta intervención puede reintegrarse a sus actividades normales en menos de 24 horas, mientras que la tasa de éxito del procedimiento es de un 98%. Si tienes miedo o ansiedad sobre la seguridad de la intervención, quizás estos datos te ayuden a tranquilizarte un poco.
  • No daña el resto de los dientes. El procedimiento no ocasiona daño en el resto de las piezas dentales y tampoco sobre el hueso de la mandíbula, siempre que sea realizado por un profesional experimentado y habiendo realizado los estudios previos correspondientes.
0/5 (0 Reviews)