El color blanco es muy representativo de la decoración invernal, pero está presente en cualquier periodo del año. Es versátil y resulta clave para crear numerosas composiciones. Su presencia en la decoración transmite armonía, belleza y equilibrio. ¿Cómo integrarlo en el interior de la vivienda?

1. Muebles lacados en blanco

muebles-lacados-en-blanco-en-salon
Actualmente, existen distintas tendencias que triunfan en decoración y ponen el acento en la belleza del mobiliario. Los muebles lacados en blanco dan luz a una estancia. Son actuales, elegantes y sofisticados. Además, poseen poco peso visual y son perfectos para integrarse en una habitación con diversos contrastes cromáticos.

2. Combinado con otros colores claros

muebles-lacados-en-blanco-en-salon
La decoración que apuesta por el blanco total resulta muy luminosa pero, en ocasiones, también puede parecer un poco plana. Sin embargo, es posible suavizar la idea inicial optando por el blanco como hilo conductor, pero mezclado con otros tonos suaves que están alineados con su esencia.

Una apuesta que consigue ampliar visualmente una habitación que parece más grande. El resultado de la fusión de colores empleados en la composición muestra un entorno cálido y acogedor.

3. En los textiles

ropa-de-cama-en-blanco
¿Cómo actualizar la estética de la casa de forma sencilla por medio de la integración del color blanco? Los textiles elaborados en este tono poseen la versatilidad esencial para vestir la vivienda en todas las estaciones del año. De este modo, las cortinas, los cojines y la ropa de cama reflejan la importancia de la atención al detalle en un proceso de decoración.

Los detalles en blanco no solo pueden combinarse con otros productos en un acabado monocolor, sino también con estampados atemporales como las rayas, los cuadros, las flores o los motivos geométricos.

4. En puertas y ventanas

puertas-y-ventanas-en-blanco
El blanco es un tono que puede estar presente en todos los detalles de la vivienda. En cualquier lugar muestra su mejor versión. Por ello, también es una elección frecuente para destacar visualmente las puertas de interior y las ventanas. La reforma de esta parte del inmueble requiere de una inversión a largo plazo. Una inversión que rejuvenece la estética del hogar en su conjunto.

5. En paredes y techos

cocina-con-paredes-y-techo-de-color-blanco
Pintar las paredes y el techo es una de las tareas de mantenimiento que muestra el cuidado que requiere un edificio a lo largo del paso del tiempo. El color blanco es uno de los tonos seleccionados para llevar a cabo esta tarea. Incluso cuando las paredes lucen un acabado diferente, es positivo que el techo sea blanco. Su presencia en lo alto de la estancia ilumina todos los rincones de la habitación.

6. Combinado con madera

mueble-blanco-combinado-con-espejos-de-madera
Como sabes, el blanco es uno de los tonos más característicos de la decoración del hogar. Y existe otro elemento como la madera que también ocupa un lugar destacado en la lista de recursos utilizados para embellecer la casa. Juntos forman un binomio perfecto que, además de elegante, es atemporal. Una composición de ingredientes que puede inspirarte para lograr el objetivo descrito en el post.

7. El  color predominante

estancia-en-blanco-y-madera
Las decisiones de decoración van más allá de elegir la combinación de colores principales para una estancia. La planificación eficaz no se ocupa, únicamente, de esta cuestión. Por ejemplo, es importante decidir qué elemento va a tener una mayor presencia. Pues bien, el blanco puede ser el color predominante en un lugar.

8. En contraste con negro

cocina-en-blanco-y-negro
Blanco y negro forman uno de los binomios por excelencia. Es elegante, favorecedor y atemporal. La inspiración que muestra la fotografía refleja la perspectiva de una cocina blanca sobre la que destacan sencillos detalles en negro.

¿Quieres ampliar esta lluvia de ideas con nuevas sugerencias para integrar el blanco en la decoración del hogar?

0/5 (0 Reviews)