La decoración del dormitorio debe poner el foco de atención en las necesidades de un espacio con unas características concretas. La extensión del cuarto determina su amplitud. Sin embargo, una estancia parece mayor de lo que realmente es cuando tiene una excelente distribución. Hoy te damos cinco ideas para decorar dormitorios pequeños y acogedores.

1. Escalera decorativa de madera

escalera-de-madera-en-el-cuarto
Existen algunas piezas que permiten aprovechar mejor la altura disponible en esta estancia. La estantería es un tipo de mueble que ofrece espacio de almacenaje. Pero hay otras tendencias decorativas que triunfan hoy en día. Una escalera decorativa de madera se convierte en el punto focal de una estancia que cuenta con esta ornamentación. Este elemento, que se apoya directamente sobre el suelo y se sitúa junto a una de las paredes, diferencia uno de los lados del cuarto.

Este complemento es principalmente decorativo, pero también ofrece una función práctica.

2. Lámina decorativa sobre la mesita de noche

lamina-sobre-mesita-de-noche
El arte añade belleza a la decoración de la casa, aporta nuevas perspectivas del paisaje interior. La decoración con láminas es una moda que triunfa en la actualidad. Una fórmula creativa que transforma cualquier lugar. Elige un marco con un contenido especial para poner el acento en la mesita de noche. Es decir, no es necesario que esta pieza esté fija en una de las paredes.

Pero sí es importante elegir una lámina que guarde una relación de proporción con las medidas de este mueble auxiliar. De este modo, formas una composición que eleva el look de un cuarto pequeño y acogedor. Las láminas de naturaleza producen un efecto especialmente relajante. Propician la conexión con lo exterior desde el interior de la casa. Este tipo de detalle te permite personalizar todavía más una estancia que habla de ti.

3. Muebles suspendidos o con patas altas

dormitorio-decorado-en-blanco
El formato de este tipo de mueble destaca por la ligereza que transmite. Una cómoda es una de las piezas decorativas que añade distintos cajones con almacenaje para guardar cosas. En ese caso, un diseño suspendido aporta el toque diferencial al cuarto. Este concepto también está presente en otro tipo de mobiliario, por ejemplo, las mesitas de noche.

¿Buscas una alternativa a esta propuesta? En ese caso, existen otras creaciones que también destacan por su poco peso visual. Los muebles con patas altas son una inspiración constante porque, al igual que los diseños suspendidos, son más ligeros.

4. Diferencia una de las paredes

cama-y-mesita-de-noche
Cada uno de los lados de este cuarto determina la superficie disponible en una habitación pequeña que, sin embargo, puede transformarse al dar un mayor protagonismo a la estética de las paredes. Por ejemplo, elige un color diferente para enmarcar un rincón. Un cabecero de cama original realza la calidez de la zona de descanso.

Existe un tipo de cabecero que puede resultar especialmente práctico en este contexto: el de obra. Es una composición fija que encaja perfectamente en el lugar, ya que ha sido realizada a medida. Las molduras decorativas, por otra parte, añaden profundidad. Y la búsqueda de esta profundidad visual es clave en una estancia pequeña.

5. Madera clara

madera-clara-en-dormitorio
La madera es un material que, con frecuencia, imprime el toque de calidez definitivo en el dormitorio. Un lugar que, por su función principal, debe ser relajante para propiciar el descanso. La madera consigue crear una decoración serena. Y, además, también crea un espacio diáfano en un lugar que parece mayor de lo que es cuando el mobiliario tiene un acabado en color claro. Los muebles de madera clara elevan la luz en un lugar desde el interior.

Por tanto, busca la calidez para decorar con mucho estilo un dormitorio pequeño y acogedor.

0/5 (0 Reviews)