Con frecuencia, la cocina se convierte en una de las estancias más importantes de la casa. Un lugar de uso frecuente en el que las familias disfrutan de la comida y la cena. La planificación del espacio muestra diferentes planos posibles para integrar una zona de comedor en el lugar.

1. Isla de cocina con mesa integrada

isla-con-comedor-integrado
La reforma de un espacio que se estructura en torno a una isla central está de moda actualmente. La isla de cocina puede tener diferentes funciones para adaptarse a las necesidades personales. Y, en ocasiones, también cuenta con una mesa integrada que resulta muy práctica en el día a día. La sillas altas completan la composición del lugar y aportan el toque definitivo.

2. Una cocina con isla y mesa

cocina-con-isla-y-mesa-de-comedor
La distribución elegida para planificar la cocina depende, entre otros aspectos, de los metros cuadrados disponibles. Una estancia amplia y luminosa, como la que compartimos a modo de ejemplo, integra perfectamente la isla y la mesa de comedor.

Ambos elementos pueden situarse en paralelo o uno al lado del otro. Cada uno tiene su propia entidad y mantienen la armonía cuando se presentan en el mismo entorno.

3. Enmarcar la mesa en una alfombra

enmarcar-mesa-de-cocina-en-alfombra
La alfombra es un complemento utilizado para identificar visualmente un espacio dentro de un contexto más amplio. Un complemento que no solo muestra su mejor versión en el salón, sino que también puede ser el accesorio clave en una cocina con una decoración sofisticada y elegante. La zona de comedor se convierte en la protagonista principal del lugar cuando se complementa perfectamente con un producto textil.

El look de la estancia se define en sus múltiples detalles. Detalles que añaden numerosos matices y sensaciones a la estética del entorno.

4. Mesa decorada con flores

mesa-de-comedor-rectangular
La mesa de comedor es un mueble práctico, ya que reúne a los seres queridos durante momentos importantes. El mueble en sí mismo eleva la decoración de la estancia. Redonda, cuadrada, ovalada o rectangular: la mesa muestra su mejor versión desde cualquier perspectiva geométrica.

¿Cómo elegir el diseño final? Un modelo cuadrado o rectangular destaca por la sencillez de sus líneas rectas. Las líneas puras están muy presentes en un mobiliario de estilo contemporáneo. La forma del mueble crea una sensación de continuidad entre todos los elementos y sus partes.

Las flores añaden el toque de frescura y ponen el acento visual en el conjunto formado por la mesa y las sillas.

5. Prolongación de una península

mesa-con-peninsula-de-cocina
La distribución de una cocina que gira alrededor de una isla central es tendencia. Pero existen otras alternativas que mantienen esta esencia. Una península es una alternativa a tener en cuenta. Un diseño que, además, también puede integrar una mesa que se prolonga visualmente a partir de este hilo conductor.

6. Junto a la ventana

mesa-situada-junto-a-la-ventana
¿Cómo crear una zona de comedor bonita y acogedora en la cocina? La ubicación del mueble puede marcar la diferencia. Cuando desde la ventana se perciben unas bonitas vistas del paisaje próximo, conviene enmarcar el mueble en esa perspectiva. De este modo, los comensales sienten la conexión con la naturaleza durante la comida. Y esa bonita estampa embellece el interior de la vivienda.

7. Estilo rústico

mesa-de-estilo-rustico
La decoración de la cocina también produce sensaciones emocionales. Por ejemplo, el estilo rústico puede trasladarte hasta el encanto de una casa situada en el pueblo. La madera oscura o con un efecto envejecido consigue este efecto. Por ello, una mesa de estas características se convierte en la pieza clave para completar el puzle de la decoración.

¿Qué otras propiedades, colores y detalles posee la cocina de tus sueños?

0/5 (0 Reviews)