Cojines y sofás forman un binomio frecuente en la decoración del salón. Sin embargo, existen diferentes maneras de combinan ambos elementos que, cuando se presentan unidos, muestran un atractivo conjunto. ¿Te apetece cambiar la imagen de la habitación con la llegada del invierno? Aquí tienes algunas ideas.

1. Cojines con un toque kitsch

cojines-con-mucho-color-sobre-el-sofa
Frente a la sobriedad y la sencillez, el estilo kitsch realza la alegría del color y los contrastes. Por ello, es posible poner el acento concreto en cojines que embellecen el sofá con una amplia variedad de tonalidades.

El resultado final de la composición elegida, como puedes ver en la imagen, produce un efecto vitamínico. Recuerda que los colores mantienen una relación con el estado de ánimo. Por ello, los tonos alegres resultan especialmente apetecibles durante el invierno, cuando los días son tan breves.

2. Texturas diferentes

cojines-con-texturas-diferentes-sobre-el-sofa
Los cojines no solo realzan la estética del sofá, ya que renuevan su imagen de forma directa. También aportan un agradable confort puesto que las texturas están vinculadas con las sensaciones. Sensaciones que se enmarcan en el contexto del hogar, dentro de una estación concreta. Los cojines de punto, por ejemplo, tienen un toque muy especial.

Son ideales para incrementar el abrigo durante los meses más fríos. Poseen una textura muy apetecible y combinan perfectamente con otros acabados. De este modo, puedes inspirarte en la idea de crear una composición con tejidos diferentes.

3. Cojines que combinan con la alfombra

cojines-que-combinan-con-la-alfombra
Cuando una alfombra con un diseño especial delimita la zona de estar, el sofá queda perfectamente enmarcado en ese lugar. En ese caso, los cojines no solo pueden ponerse en conexión con el acabado del mueble principal, para establecer una relación atractiva con el fondo. Estos complementos también pueden mantener una bella armonía con los tonos que se perciben visualmente sobre el suelo. El ejemplo que puedes ver en la fotografía es una inspiración posible.

Y, de este modo, se potencia el efecto de la repetición entre los colores que se sitúan encima del sofá y aquellas tonalidades que están en el entorno próximo.

4. Búsqueda de la armonía y la belleza

cojines-sobre-un-sofa-claro
Existen diferentes formas de adornar el sofá con varios cojines. La estética «más es más» se distancia de la sencillez que caracteriza al minimalismo. La armonía es un ingrediente que, como sabes, está muy presente en la decoración. De hecho, es un concepto que se aplica de forma consciente para crear un entorno acogedor y agradable.

Un sentido de la proporción que también puede guiarte en la elección de aquellos complementos que realcen la mejor versión del salón. ¿Qué colores puedes utilizar para lograr ese efecto visual? Los tonos claros, además de combinar con cualquier sofá, son muy luminosos.

5. Perfectamente combinados con sofá y butacas en contraste

cojines-combinados-con-sofa-y-butacas
Los asientos ofrecen el confort necesario para disfrutar de momentos de conversación. El conjunto de un sofá que está acompañado por dos butacas no tiene por qué presentar un aspecto uniforme.

Es tendencia elegir muebles con acabados diferentes que queden bien cuando están juntos. Dos tonos que, a su vez, pueden convertirse en el esquema utilizado para elegir los cojines.

6. En colores y tamaños diferentes

cojines-en-colores-y-formas-diferentes
El sofá es el mueble que enmarca los complementos que se sitúan sobre los asientos. Es posible elegir diseños diferentes para crear bonitos contrastes. En ese caso, una composición integrada por cojines en tonos y formas distintas resulta muy estética. De este modo, no solo añades algunos matices cromáticos, sino también volumen.

Un volumen que conviene añadir o quitar en función de las propias características del sofá. Un mueble con una silueta de líneas rectas transmite una imagen de ligereza.

0/5 (0 Reviews)