Cuando se viaja no solo se pueden vivir experiencias distintas en función de la ruta o itinerario que se siga en el punto de destino. También los alojamientos permiten disfrutar de días únicos y un tanto diferentes. Y, dentro de ellos, están los hoteles de hielo. Una propuesta que comenzó de manera tímida, pero que ha ido ganando adeptos y ya son varios los países que incluyen en sus alojamientos este tipo de establecimientos con los que consiguen atraer a más turistas por la curiosidad que despiertan. Las opciones son diversas, pero aquí vamos a centrarnos en los más llamativos o, quizá, sorprendentes en el extranjero y que pueden disfrutarse durante el invierno.

Francia

Uno de los hoteles de hielo en el extranjero que está más próximo a España es el conocido como Blacksheep Village Igloo La Plagne, que está situado en Francia y, en concreto, cerca de las pistas de La Plagne.

Este hotel es idóneo para aquellos que quieran dormir en las montañas y que, además, sean también amantes del esquí. Pero también lo es para aquellos que simplemente quieran disfrutar de unas vistas espectaculares porque se divisa el Mont Blanc y el Peisey-Vallandry. Desde su emplazamiento, está recomendado dirigirse hacia el Glaciar Bellecôte y la Montaña de Bellecôte para ver excelentes paisajes nevados.

La oferta de este hotel incluye dormir en una cueva de hielo o bien en los llamados hot igloo, que cuentan con estufas de leña.

hotel-hielo

Finlandia

Otro de los destinos es el Snow Hotel, que está en Finlandia. Es uno de los establecimientos más llamativos por su construcción, ya que tiene una estructura esculpida en hielo y la temperatura interior que se alcanza no supera los cinco grados bajo cero.

Esto hace que se tenga que dormir dentro de un saco térmico con el fin de poder pasar toda la noche en su interior aguantando las temperaturas y sobre una cama, que está cubierta de pieles gruesas y robustas.

Otro aspecto llamativo de este hotel es su capilla de hielo. Una particularidad por la que muchos novios la eligen para casarse porque, además, se ofrece una amplia agenda de actividades, entre las que se incluye el servicio despertador de auroras boreales o darse un baño relajante en las bañeras de hidromasaje de nieve.

Suecia

Suecia es otro de los países que alberga hoteles de hielo. En este caso, tenemos que hablar de Icehotel, que está situado cerca del parque cultural Nutti Sámi Siida, conocido por sus renos.

Este hotel es uno de los más populares del mundo porque es totalmente de hielo, lo que obliga a que cada año sea reconstruido para que esté en perfectas condiciones para el invierno. Esta particularidad hace que la temperatura interior no supere los cinco grados bajo cero, siendo una de las más bajas en este tipo de establecimientos.

Los huéspedes tienen que dormir en un saco, que a su vez se coloca sobre una cama cubierta de pieles de animales. Dentro de las habitaciones, hay sauna privada, mientras que las cabañas tienen cocina y sala de estar. Además, el hotel ofrece varios servicios como el de sauna o baño de hielo.

Canadá

Y, finalmente, está el hotel Saint-Gabriel-De-Valcartier, que se localiza en Québec. Cabe destacar que este establecimiento es el único hotel de hielo en Norteamérica, aparte de haberse convertido en uno de los más curiosos de Canadá.

Entre sus principales características está el hecho de contar con una capilla con capacidad para albergar a 70 personas, aparte de tener tres bares de hielo temáticos y un completo parque acuático interior que está climatizado. También hay cuatro restaurantes.

Este hotel tiene todavía una temperatura más baja en su interior que los anteriores. En concreto, suele haber unos tres grados centígrados. No obstante, se puede entrar en calor en la sauna, que está situada al aire libre, o en el spa. El hotel también destaca por sus suites temáticas en las que llama la atención la iluminación y las esculturas de hielo.

0/5 (0 Reviews)