Fiordos leoneses: un destino 10 para disfrutar de la naturaleza

16

Ya hemos hablado en más de una ocasión de la amplia oferta turística de España. Y es que su territorio no deja de sorprender y hay rincones y entornos realmente de ensueño que nada tienen que envidiar a otros destinos. A las zonas de costa, las capitales de provincia y pueblos se suman otras opciones como los llamados fiordos leoneses, que son ideales para poder disfrutar de la naturaleza.

Los fiordos

Aunque se conocen como fiordos leoneses, realmente no son fiordos porque falta el mar. Su nombre se debe a que es un entorno con un paisaje muy similar, pero formado con la gran balsa de agua en el embalse de Riaño, que llena el espacio natural de vertientes montañosas, que representan la antesala de los Picos de Europa.

Los fiordos leoneses se hallan al nordeste de la provincia de León, conformando un entorno de gran belleza de la Cordillera Cantábrica, que a su vez se ampara en el Parque Regional de los Picos de Europa. Junto con el parque nacional, dan paso a la mayor estructura de roca caliza de Europa Occidental.

Qué hacer

Además de conocer la historia de los nueve pueblos que se inundaron con el embalse de Riaño, una buena opción es realizar la ruta en barco para disfrutar de buenas vistas como, por ejemplo, la del desfiladero de Bachende.

fiordos-leoneses
Durante el recorrido se ven cumbres, kilómetros de roca caliza y también especies animales, predominando águilas y buitres, aunque viven otras especies como el oso pardo, el lobo, el quebrantahuesos, el corzo, urogallo, rebeco o los bisontes europeos.

Esta zona no solo alberga una interesante fauna, sino que también es muy rica en especies vegetales. Por ejemplo, destaca la presencia de hayas, robles y acebos, entre otras.

Son atractivos a los que se suman los miradores como el Alto Valcayo y Las Hazas, que permiten ver la localidad de Riaño desde lo alto y disfrutar de excelentes vistas.

0/5 (0 Reviews)