La conexión entre dos personas que se quieren tiene un importante componente afectivo. La confianza es una expresión del tiempo de calidad compartido en común. A continuación, enumeramos tres factores que dificultan la intimidad emocional en la pareja.

1. La prisa, uno de los factores que dificulta la intimidad emocional en la pareja

En el estilo de vida actual, puedes comprobar cómo la búsqueda de lo inmediato está muy presente en el terreno profesional o en otros ámbitos. Una forma de vivir el tiempo que no resulta positiva en un amor que requiere de un ritmo distinto. La intimidad emocional tiene una pausa diferente. Por ello, los comportamientos cotidianos que están en sintonía con la precipitación, producen un efecto negativo.

2. Falta de empatía

La intimidad no solo es consecuencia de la sinceridad bien entendida, sino también de la escucha amable. Cuando una persona abre su corazón, y después recibe juicios negativos, se distancia. La conexión se rompe cuando no existe una empatía plena. La falta de sensibilidad hiere los sentimientos del otro.

Y, como consecuencia de ello, puede llegar a adoptar distintas formas de protección. En ocasiones, surge el deseo de crear una coraza. Evitar hablar de algunos temas personales, de forma intencional, es una consecuencia que puede producirse.

3. Factor que dificulta la intimidad emocional en la pareja: individualismo

Compartir un proyecto de vida en común es algo más profundo que vivir juntos en una misma casa. Dos personas pueden encontrarse en una misma vivienda y, sin embargo, estar distanciadas por el silencio, las dificultades de comunicación y los conflictos sin resolver. El amor crece cuando ambos evolucionan también como pareja. Por ello, el individualismo rompe con la esencia de la intimidad emocional.

Tres factores que dificultan la intimidad emocional en la pareja y que, sin embargo, pueden corregirse si existe un compromiso mutuo.

0/5 (0 Reviews)