El factor sorpresa es esencial en el amor. En caso contrario, el presente se percibe desde la perspectiva de aquello que es previsible. Existen tres excusas que te impiden romper la rutina en la relación. ¡Descúbrelas a continuación!

1. Falta de tiempo, una de las excusas que te impide romper la rutina

Las ocupaciones diarias no dejan tanto margen para atender otras muchas tareas dentro de lo cotidiano. Y, sin embargo, romper la rutina es un objetivo realista en este contexto. No necesitas hacer algo extraordinario para conseguir este efecto.

Busca alternativas para realizar algunas de las tareas frecuentes pero de un modo diferente. Por ejemplo, si das un paseo con tu pareja al finalizar la tarde, toma la iniciativa para proponer otro itinerario.

2. Esperar que sea el otro quien dé el paso te impide romper la rutina en la relación

En ocasiones, incluso cuando el deseo de romper la rutina habita en el corazón, el enamorado delega esta responsabilidad en el otro. Desea ser sorprendido de forma inesperada, pero no se implica para tomar la iniciativa como protagonista. Una relación de pareja no se afianza desde el individualismo, sino desde la colaboración constante. Un hecho que también se percibe en el ejemplo concreto que comentamos en el artículo.

pareja-feliz-se-mira-a-los-ojos

3. Comodidad

La rutina también adquiere la forma de la comodidad. Quizá la pareja no se sienta verdaderamente feliz o considere que no aprovecha plenamente el tiempo libre. Pero sigue realizando aquellas dinámicas que ha mantenido durante tanto tiempo. En ese caso, la comodidad se convierte en una excusa para aquel que prefiere quedarse en su zona de confort, aunque anhele una realidad diferente.

Tres excusas que te impiden romper la rutina en la relación de pareja y que, por tanto, te hacen permanecer durante más tiempo en ese universo de monotonía sentimental.


0/5 (0 Reviews)