Estudiar desde casa: 8 tips para sacarle el máximo provecho a los estudios en casa

54

La pandemia de COVID-19 y el posterior confinamiento alejó a millones de estudiantes de sus actividades académicas y los colocó, sin mucha preparación, en entornos de aprendizaje virtuales.

Millones de padres alrededor del mundo se preguntan, ¿cómo hago para educar a mis hijos en casa?, ¿cómo puedo aprovechar el uso del tiempo y los recursos tecnológicos?, ¿cómo hacemos de la experiencia académica en confinamiento algo placentero? ¿Se puede estudiar en casa igual que en una sala de clases?

La respuesta a todas estas preguntas es un rotundo sí, y a continuación te daremos 8 tips para sacarle el máximo provecho a los estudios en casa.

1. El aprendizaje es individual, ¡adáptalo!

Cada estudiante representa un compendio de intereses y habilidades cognitivas diferentes que no logran sino hacer de los procesos de aprendizaje algo individual y que debe ser maleable a las características individuales del estudiante.

¿Cómo aprende mejor tu hijo? Averígualo y adapta su experiencia académica a ello.

Asimismo, puedes complementar su educación académica con el uso de plataformas de aprendizaje virtual, con tutorías académicas en línea para afianzar contenidos o incluso motivándolos a aprender un nuevo idioma.

2. Conexiones seguras en casa

Los niños y jóvenes pasan cada vez más tiempo en dispositivos móviles y por consiguiente la seguridad del entorno digital en donde se desarrollan sus actividades académicas se vuelve crucial; fomentar el uso de una VPN te ayudará a mantener tu privacidad de navegación y la de tus hijos y seres queridos.

3. Fomenta el desarrollo de habilidades duras y blandas

Educar desde casa no debe centrarse únicamente en el desarrollo de habilidades duras, sino también del desarrollo de habilidades blandas que le permitan al estudiante lidiar de mejor manera con la dinámica escolar en el hogar.

Disciplina, responsabilidad, gestión de tiempo y de múltiples asignaciones con fechas límite estipuladas por otras personas, son solo algunas de las habilidades que se adquieren estudiando desde casa.

Estas habilidades, que no necesariamente se aprenden en el colegio, son fundamentales para administrar las diferentes facetas de la vida escolar y personal de forma eficiente cuando se estudia desde casa.

4. Designa un espacio especial para estudiar

La vida académica y laboral en confinamiento puede confundirse fácilmente con la vida personal ante la ausencia de límites físicos designados claramente.

Bien sea una habitación especial o un rincón desocupado de la casa, un escritorio o simplemente la mesa del comedor, es necesario que se designe un espacio exclusivo para la actividad escolar.

Otra estrategia útil es mantener todos los materiales que se usarán durante el tiempo de estudio al alcance, en una cesta pequeña, por ejemplo. Con esto evitarás distracciones y mantendrás todo más organizado.

5. Define un horario de estudio

El seguimiento de un horario y de una dinámica previamente estipulada le brinda al estudiante la sensación de normalidad tan ansiada en tiempos de confinamiento.

Educadores y estudiantes concuerdan en que definir y seguir un horario de estudio es una de las mejores formas de mantener el ritmo académico sin demasiado esfuerzo.

6. ¡Sé flexible!

Aunque la creación y cumplimiento de horarios y rutinas fomenta la disciplina y otorga un sentido de normalidad a la jornada escolar en casa, ser flexible ante su cumplimiento permite adaptarse a obstáculos como problemas de conexión a internet o cualquier otro imprevisto.

7. Las pausas también son importantes

Dentro de las rutinas de estudio también se deben estipular espacios de tiempo libre para el descanso. Estas pausas son cruciales para que el estudiante aprenda a administrar el tiempo de clases y su atención a la misma, además de ser espacios en los que se puede despejar la mente y reflexionar sobre el contenido visto.

8. Entre 2 y 4 está el número perfecto de horas académicas

Una vez que hayas incluido las pausas, las comidas y los recesos largos en el horario de tus hijos, seguramente habrás estipulado que de un día académico de 6 horas, de 3 a 4 de esas 6 horas serán para estudiar, tiempo más que suficiente para que se cubran los temas y objetivos del día sin problemas.

0/5 (0 Reviews)