Una de las grandes interrogantes que nos suele venir a la mente a la hora de pensar en infidelidades sería: ¿Es normal pensar en otra persona mientras tengo sexo? En este artículo abordamos este tema tan polémico, para aclarar todas las dudas que podrías tener al respecto

Queremos aclararte primeramente que pensar en otra persona teniendo pareja, mientras haces el amor no es bajo ningún concepto una infidelidad. Es importante recalcarlo ya que el subconsciente te podría hacer alguna que otra jugarreta más adelante, pudiendo generarte un sentido de culpabilidad como si hicieras algo realmente malo.

Pensar en otra persona mientras practicamos el coito es más normal de lo que se piensa. Muchas veces nos dejamos llevar por la calentura del momento y luego nos invade un cierto sentido de culpa al darnos cuenta de que estábamos pensando en otra persona.

Generalmente ello está dado por una fantasía, pero no significa que no ames a tu pareja o no te sientas bien con ella.

Cada persona tiene en su mente fantasías sexuales las cuales le encienden el motor del placer, y es muy normal en algún punto de nuestra vida sexual dejarnos llevar por ella. El desear a otra persona teniendo pareja puede ser una de estas fantasías y no por ello significa que seamos infieles.

Muchas veces está dado por la monotonía sexual de parejas que llevan un buen tiempo. Y, sin embargo, con mucha medida, puede llegar a convertirse en una herramienta de excitación y otra forma de alcanzar el orgasmo. Claro está, siempre que nuestra pareja sea la fuente principal del deseo sexual.

El hecho de fantasear con otro en el sexo es llamado alorgasmia, es una parafilia que se encuentra dentro del grupo de las fantasías, y no es un trastorno del pensamiento como muchos llegamos a interpretar.

La clave está en saber por qué se origina y si necesitamos alguna ayuda especializada.

Usado correctamente puede contrarrestar el efecto negativo de la rutina en algunas personas y hacer más candentes los encuentros sexuales.

¿Cuándo es un problema fantasear con otra persona teniendo sexo?

Dicha respuesta solo la conoce la persona que experimenta esta situación. Es primordial conocerte a ti mismo y a tu pareja lo suficiente como para saber si existe alguna dificultad entre ambos. Porque esta situación a pesar de ser normal puede ser una señal de problemas más profundos.

Pensar en otra persona teniendo sexo con la que haya existido un vínculo emocional previo ya si es preocupante, como por ejemplo una expareja o alguien cercano. Y el no poder controlarlo pueden ser indicios de inconformidad con tu pareja actual o un deseo profundo por esa persona.

A pesar de ser aparentemente inofensivo si la otra persona no se entera, con el tiempo puede alterar nuestras emociones y la relación que llevamos con nuestras parejas. Por tanto, en estos casos si necesitaríamos de un terapeuta si queremos conservar nuestra relación y superarlo.

¿Para ti es normal pensar en otra persona mientras tienes sexo? Déjanos saber tus inquietudes en nuestros comentarios

5/5 (1 Review)