Eliminar el maquillaje correctamente y hacer uso de los productos de limpieza facial todos los días de la forma adecuada es más importante de lo que inicialmente parece. Es un hábito especialmente importante para mantener la piel en perfecto estado y favorecer su regeneración, evitando la aparición de impurezas o problemas en la dermis. Sin embargo, en muchas ocasiones, se cometen errores que pueden salir caros porque se puede dañar la piel o alguna parte del rostro. Aquí te contamos los más habituales para que los evites en la medida de lo posible.

Los errores

Uno de los errores más habituales es no limpiar la piel a diario. Muchas personas solo realizan este gesto cuando se han maquillado o sobre la zona maquillada como los ojos. Es una gran equivocación. Si la piel no se limpia a diario, aparecen poros abiertos, puntos negros, se notan más las líneas de expresión, la piel se nota más apagada…

Otro error muy habitual es apretar demasiado o frotar con los discos de algodón al desmaquillar, sobre todo, en la zona de los ojos. Esto no es necesario y máxime en la zona ocular porque los párpados son muy sensibles y se pueden irritar o causar algunos daños.

También muchas personas se equivocan al elegir los productos de limpieza facial. Por ejemplo, para los ojos, es mejor emplear los productos bifásicos, mientras que para la cosmética resistente al agua es preciso emplear los desmaquilladores bifásicos o específicos para este tipo de maquillaje.

maquillaje
En su elección no solo se debe tener en cuenta el tipo de maquillaje, sino también de piel porque, precisamente, ese es otro error. Y es fundamental, sobre todo, si se tiene la piel sensible porque se pueden producir reacciones adversas si el producto es muy agresivo.

Las pieles grasas suelen necesitar limpiadores más potentes para que arrastren la suciedad, pero sin resecar, mientras que la zona de los ojos requiere de productos sin perfumes y otras sustancias irritantes.

Y otro error muy frecuente es emplear toallitas desmaquillantes a diario. Este producto es útil a la hora de viajar o de manera ocasional, pero hay que tener en cuenta que su limpieza suele ser más ligera y que, con su uso, se fricciona la piel. Esto puede hacer que se dañe la barrera protectora de la dermis e irritarla.

0/5 (0 Reviews)