Errores a evitar en la decoración del hogar en verano

18

Redecorar la casa durante las vacaciones es un objetivo habitual, tanto cuando se trata del domicilio habitual como de una segunda residencia. En este contexto temporal cambia el estilo de vida, que adquiere un ritmo más relajado y tranquilo. Y, por tanto, esta transformación también da lugar a nuevas necesidades y prioridades en el día a día. ¿Qué errores conviene evitar en la decoración del hogar en verano?

1. Dejarlo todo tal y como estaba en invierno

sofa-y-butaca
La decoración estacional es el reflejo de una evolución constante. Los días son más largos, las noches más cortas y las temperaturas más elevadas. Estas variables también influyen en el look de una vivienda que es más luminosa que en invierno. Sin embargo, dejarlo todo tal y como estaba, por falta de tiempo o por considerar que este cambio es poco relevante, es un error que conviene evitar a corto plazo. Si te sientes feliz en tu hogar durante las vacaciones, vas a descansar todavía más en julio y agosto.

2. Mezclar múltiples estampados en el salón

zona-del-salon
El verano es sinónimo de colores alegres y estampados vistosos. Sin embargo, el exceso de motivos decorativos puede producir una sensación de caos, porque no es fácil mezclar estampados diferentes con estilo. Conviene seleccionar dos o tres colores para embellecer el hogar a partir de esta combinación.

Un estampado original puede perder su atractivo si desentona en el contexto en el que se encuentra. Mezclar es un acierto porque te permite experimentar y jugar con la decoración. Pero hazlo siempre con medida y equilibrio. El sentido de la proporción es clave para que un estampado luzca su mejor versión.

3. No aprovechar la luz de forma intencional

mesa-blanca-cerca-de-ventana

La luz natural es uno de los ingredientes más importantes de la decoración. Este recurso, que entra a través de las ventanas, embellece el interior. Pero durante las vacaciones puedes redescubrir tu vivienda desde la perspectiva de una nueva luz que aporta, en consecuencia, una gran claridad.

Es un error no aprovechar este recurso de forma consciente e intencional. Tal vez tengas que hacer algunos cambios en la decoración de la casa para lograr este objetivo, por ejemplo, buscar una posición distinta para algún mueble. También es positivo que cambies las cortinas para vestir la casa con telas finas.

4. Falta de planificación

mesa-de-comedor-grande
La improvisación también puede darte muy buenos resultados en la decoración, puesto que la inspiración puede surgir en el momento más inesperado. Pero el nivel de acierto en un proceso de decoración aumenta cuando existe una planificación previa.

Diseña un plan de acción realista que esté permanentemente alineado con las metas de decoración estival. De este modo, cada paso de esta programación te acerca un poco más al sueño de tener un hogar muy acogedor en vacaciones.

5. Ignorar el encanto que tiene el mobiliario antiguo

mueble-antiguo
En ocasiones, la decoración estival trae el recuerdo de una antigua casa de pueblo vinculada a la historia familiar. Actualmente, la decoración evoca la belleza del ayer desde la perspectiva rústica, vintage o retro. Un mueble de madera con un bonito efecto envejecido puede convertirse en la pieza que eleva el look de una estancia. Un diseño antiguo no tiene por qué estar pasado de moda, ya que la decoración estival también tiene un elevado valor emocional.

Y, de hecho, en una época del año en la que tienes más tiempo libre, también puedes marcarte objetivos concretos que has aplazado durante el invierno. Por ejemplo, dar una segunda vida a una pieza recuperada que tiene un elevado valor sentimental para ti.

0/5 (0 Reviews)