Por los muchos centros profesionales de bienestar que actualmente brindan servicio de masaje tántrico, hay quienes piensan que se trata de un término adornado para el masaje erótico de toda la vida. Sin embargo, masaje tántrico y erótico no son lo mismo.

En este post abordamos la diferencia entre ambas prácticas, que se enfocan en distintas tangentes de la sexualidad, y en uno de los casos, van más allá del mero placer.

¿En qué consisten los masajes tántrico y erótico?

Para comenzar a familiarizarnos con los términos, es una buena idea definir ambos tipos de masaje por sus principales cualidades y características:

Masaje tántrico

Por una parte, el masaje tántrico persigue como principal objetivo aumentar la capacidad del cuerpo para experimentar placer.

Se trata de una experiencia en que la persona que recibe el masaje, puede mantenerse en el clímax sexual durante un tiempo muy prolongado, aumentando el placer derivado del mismo.

Típicamente un masaje tántrico se centra en los genitales, dividiéndose en dos categorías:

Lingam

El masaje lingam se enfoca en el miembro masculino: extendiéndose al pene, testículos, perineo, suelo pélvico, ano y coxis. Entre sus muchos beneficios, ayuda a controlar la eyaculación precoz, y mejora trastornos como la impotencia y la disfunción eréctil.

Yoni

El masaje yoni se centra en los genitales femeninos, músculos pubo-coxígenos y hueso sacro. Se considera una terapia alternativa para tratar la anorgasmia femenina.

Masaje erótico

Los masajes sensuales o eróticos no son solamente una práctica para realizar en pareja. Los encontrarás en centros especializados en masajes alrededor del mundo y ciertamente van mucho más allá del “final feliz”.

Se trata de un arte que conjuga técnica y caricias, con aceites, cremas y bálsamos, que sumergen a la persona que recibe el masaje en una espiral ascendente de sensaciones placenteras.

Los masajistas eróticos se valen del contacto cuerpo a cuerpo y las manos (los distintos sitios webs vinculados a los centros que investigamos no especifican otros tipos de interacciones), para lentamente sumergir en una experiencia sensual a sus clientes.

Principales diferencias entre masaje erótico y tántrico

El masaje tántrico, supone más que una práctica, un cambio de mentalidad, pues propone una aproximación espiritual a la sexualidad y a las experiencias corporales.

Se deriva, además, de toda una serie de tradiciones orientales cuya principal enseñanza es emplear el deseo sexual para desarrollar el espíritu. Su finalidad no es en sí el orgasmo y la eyaculación, sino un estado de meditación y vinculación espiritual con la pareja.

En eso, claramente contrasta con el masaje erótico, que, si bien es una práctica que puede resultar tanto o más placentera en ocasiones que el sexo, es un preludio o un medio para alcanzar el orgasmo. Además, en este se busca un disfrute a nivel sensorial y carnal, más que una conexión entre mente y cuerpo.

Es muy importante apuntar que, si bien algunos masajistas tántricos podrían ofrecer niveles bastante elevados de servicios, incluyendo aspectos sexuales más allá de lo que podría considerarse “tradicional” en esa modalidad, esto no se encuentra en los límites usuales de una sesión tántrica.

No esperes servicios sexuales en un masaje tántrico y erótico, per sé, y cualquier expectativa al respecto debería ser discutida con tu masajista antes de que la sesión tenga lugar.

5/5 (1 Review)