El minimalismo no solo imprime simplicidad al hogar

52

Sino que es la manifestación de un estilo de vida consciente. Aquel que adopta este punto de vista ante la existencia, toma decisiones que están alineadas con esta perspectiva.

1. Invierte en productos básicos de decoración

mesa-con-sillas-de-madera
El minimalismo establece una clara diferenciación entre aquello que resulta accesorio y lo esencial. Para vestir la vivienda con todo lo necesario, crea una selección de piezas básicas. Esta inversión no solo propicia la creación de un entorno acogedor, sino que esta sencillez alimenta el orden en el lugar. Aplica esta sugerencia en la decoración de cada habitación de tu casa.

2. Color blanco para crear espacios minimalistas

flores-sobre-mesa-blanca

Este es uno de los tonos esenciales en un espacio minimalista que transmite calma, belleza, serenidad y armonía. Eso no implica que una decoración minimalista solo refleje este enfoque cromático.

De hecho, puedes crear composiciones que reflejan un constante equilibrio. El esquema formado por el blanco y el gris es una propuesta atemporal. Puedes añadir la calidez de la madera a un diseño en el que el blanco es la nota predominante. Tal vez prefieras utilizar una inspiración atemporal como el blanco y negro.

El color blanco en el interior también te ayuda a potenciar la luminosidad en un entorno en el que este ingrediente es tan relevante.

3. Líneas rectas

casa-minimalista

La expresión de la máxima sencillez no solo hace acto de presencia a través del uso del color. La línea recta imprime esta estética minimalista a un entorno formado por un mobiliario con este acabado sencillo.

Una línea recta que también define la realidad de aquellos cuadros que decoran las paredes del inmueble. Mientras que el estilo barroco invita al exceso de matices en la decoración, y viste el espacio con líneas curvas, el minimalismo refleja una imagen diferente de un espacio.

Crea un hogar que, ante todo, sea funcional y práctico. Para ello, intenta que el espacio esté despejado en lugar de recargado. Si eliges muebles de madera, prioriza aquellos de color claro que tienen un menor peso visual. Elige productos de calidad que tengan una gran duración.

4. Accesorios básicos

Completan el entorno pero lo hacen desde la sencillez. Selecciona pocos accesorios para vestir el hogar. Utiliza aquellas piezas que tengan sentido en este contexto. A través de la actualización de los complementos podrás dar a tu casa una atmósfera propia de la época del año en la que te encuentras. El objetivo de crear espacios diáfanos no solo es frecuente en casas pequeñas, sino también en hogares con muchos metros cuadrados que tienen una esencia minimalista.

5. Pocos cuadros en las paredes

cuadro-y-libros
La sencillez es el hilo conductor que viste el hogar de manera general. Esta perspectiva también alcanza las paredes. Aunque puedes destacar alguna obra, es recomendable no añadir una multitud de piezas. Añade pocos elementos a la decoración del hogar para crear entornos diáfanos. Una ventana con vistas a un paisaje natural enmarca una imagen que se disfruta desde el interior.

El minimalismo no solo imprime esta esencia al hogar, sino que el propio cuadro puede mostrar esta belleza. Por ejemplo, decora con obras que estén inspiradas en la naturaleza. Un paisaje aporta una nueva ventana al hogar. No solo es importante prescindir de este exceso artístico en las paredes, sino también simplificar la decoración en otras superficies como los muebles bajos. Si decoras una cómoda en tu dormitorio, evita colocar sobre ella una composición recargada.

Estos son algunos de los consejos que puedes utilizar para crear espacios minimalistas con un diseño sencillo. Invierte en productos básicos, elige pocos accesorios, prioriza los muebles de líneas rectas y decora con algún cuadro que sea especial para ti.

0/5 (0 Reviews)