Las molduras decorativas ponen el acento en la pared que adornan con tanto estilo. Esta tendencia decorativa está de moda actualmente. Hoy compartimos una selección de ejemplos para inspirarte, si deseas recrear en tu hogar la esencia de dicha propuesta estética.

1. Molduras decorativas para enmarcar el cabecero de cama

molduras-decorativas-en-gris
Esta es una de las fórmulas más utilizadas hoy en día. El cabecero de cama es una pieza clave en la decoración del dormitorio. Un elemento que queda perfectamente enmarcado en una pared con molduras de líneas rectas.

La simetría está muy presente en el ejemplo que puedes observar en esta imagen. ¿Qué ventajas aporta la posición de las molduras decorativas en esta parte de la habitación? Crean un atractivo punto focal y, por otra parte, definen un ambiente acogedor.

2. Molduras en contraste con un cabecero capitoné

molduras-decorativas-y-cabecero-capitone
Las líneas rectas de las molduras aportan volumen y relieve a la pared. Este acabado forma un atractivo contraste con una propuesta clásica: el cabecero capitoné. Un tapizado que no pasa de moda: la opción preferida de tantas personas.

La dirección de las líneas de la pared marca un bonito contraste con el trazo de los dibujos que componen el acolchado. Ambos elementos mantienen una unidad cromática, pero se diferencian en esta cuestión.

3. Creando una continuidad con el armario ropero

dormitorio-con-molduras-decorativas-y-armario
Dar una uniformidad a la decoración del dormitorio es un objetivo habitual en este contexto. En ese caso, se percibe una unidad en todos los elementos que componen el lugar. Las molduras decorativas también pueden utilizarse de manera intencional para crear una conexión.

Así ocurre, como puedes observar, en el ejemplo del cuarto mostrado en la imagen de arriba. Las molduras que se enmarcan en el cabecero de cama están perfectamente alineadas con la estética de las puertas y cajones del armario.

4. Molduras decorativas a ambos lados de la cama

molduras-decorativas-a-ambos-lados-de-la-cama

Con frecuencia, la simetría es el hilo conductor que embellece el entorno próximo a la zona de descanso. Así ocurre cuando dos mesitas de noche idénticas complementan el mueble central. Pues bien, las molduras decorativas refuerzan este efecto visual cuando se sitúan a ambos lados de la cama.

El ejemplo de la habitación que puedes observar en esta fotografía es una inspiración práctica. Las molduras dan estilo al dormitorio y, al mismo tiempo, pueden combinar con otras piezas clave del cuarto. Por ejemplo, las puertas del armario ropero.

5. Adornadas con un espejo sol dorado

espejo-sol-en-dormitorio
Las molduras decorativas son tan estéticas que, por sí mismas, llenan un espacio sin necesidad de introducir más elementos. Sin embargo, es posible sumar algunos accesorios que den luz a un rincón especial. El espejo tipo sol es una de las tendencias que triunfa actualmente.

Una propuesta que destaca por una original forma que recrea con acierto la belleza de este astro. Los diseños elaborados en un tono dorado llevan el color oro hasta el dormitorio. Un acabado que imprime sofisticación, lujo y elegancia.

6. Enfrentadas y en colores diferentes

molduras-decorativas-en-el-cuarto
Dos paredes, con molduras decorativas en colores diferentes, pueden marcar la diferencia en el conjunto de un espacio. En ese caso, es importante elegir dos tonos que combinen perfectamente. Este recurso decorativo es clave para diferenciar dos zonas distintas dentro del cuarto. Cada ambiente queda enmarcado con un color propio.

Por tanto, las molduras decorativas elevan el look de cualquier dormitorio. Imprimen el acento final en el lugar de descanso. Esta selección de imágenes te ofrece múltiples perspectivas de cómo integrar este recurso decorativo en el cuarto. ¿Cuál es tu opción preferida? Refuerza el protagonismo de las paredes para transformar un escenario acogedor y relajante. Las molduras son bonitas y elegantes.

0/5 (0 Reviews)