La estética de las paredes añade belleza a la decoración de una estancia. El ladrillo visto es una propuesta decorativa que triunfa hoy en día. A continuación, compartimos una selección de tendencias para inspirarte.

1. En color claro: una pared que da luz

paredes-de-ladrillo-en-blanco
El recibidor es, por su ubicación en el inmueble, una de las estancias más importantes. Pero, ante la limitación de espacio, conviene cuidar cada detalle para embellecer el vestíbulo sin recargarlo con muchos muebles.

Un gran espejo y una pared de ladrillo de color claro forman un binomio perfecto en este conjunto. En este entorno, este recurso decorativo se convierte en el punto focal.

2. Ladrillo enmarcando una gran ventana

paredes-de-ladrillo-en-la-cocina
La ventana es uno de los puntos más destacados de cualquier habitación. Este punto de luz crea una conexión entre el interior y el paisaje exterior. Un gran ventanal puede mostrar un bonito mirador que aporta una atmósfera relajante en una estancia.

¿Cómo realzar la presencia de las ventanas que están situadas en uno de los lados? Enmarcando esa pared con la estética del ladrillo como elemento estructural que, además, es tan decorativo. Una pared con un aspecto distinto ayuda a diferenciar un ambiente.

3. Pared de ladrillo visto en la cocina

cocina-con-pared-de-ladrillo
Todos los detalles de la cocina influyen en el look final de este corazón del hogar. La combinación de colores, los muebles, la zona de comedor y los recursos utilizados son claves para crear un espacio agradable. Un lugar acogedor en el que disfrutar de momentos felices en la rutina familiar. Una pared de ladrillo aporta un aire rústico a esta habitación.

Una de las tendencias de decoración que inspira en una reforma es dotar a cada pared de su propia identidad. En lugar de utilizar un mismo material para vestir todas las perspectivas, puedes diferenciar una pared con este recurso tan sencillo.

4. Enmarcar el cabecero de cama

dormitorio-con-pared-de-ladrillo
¿Cómo trasladar esta propuesta de decoración al dormitorio? Un cabecero de cama de líneas rectas tiene una función ornamental. Es posible crear un vistoso contraste entre esta pieza y el fondo en el que se enmarca. Una pared de ladrillo imprime un aire industrial a esta zona de descanso. El estilo urbano está de moda.

5. Decorar con bicicletas

bicicleta-en-pared-de-ladrillo-visto
La bicicleta es un medio de transporte que muchas personas utilizan en sus desplazamientos habituales por pueblos y ciudades. Este elemento muestra una metáfora visual de los veranos de la infancia.

Pues bien, los inolvidables paseos en bici también inspiran originales ideas de decoración, como puedes ver en este ejemplo. ¿Cómo decorar una pared de ladrillo? Si buscas una alternativa a las sugerencias tradicionales, esta es una idea creativa.

6. Papel pintado en blanco

papel-pintado-en-dormitorio
¿Quieres transformar una estancia con este cambio? Un papel pintado que recrea con precisión la imagen del ladrillo es una solución ideal. El resultado final es sencillo y elegante. El color blanco del papel pintado da luz al dormitorio. Elige colores relajantes para vestir esta estancia de descanso.

7. Ladrillos de distintos tonos: un llamativo contraste

ladrillos-de-distintos-colores
El ladrillo no tiene por qué mostrar un color idéntico y uniforme. Es posible crear un contraste entre dos paredes que, a pesar de tener este aspecto en común, también son diferentes. No solo puedes utilizar esta base para decorar con un estilo industrial o con un aire rústico. El diseño nórdico también luce su mejor versión con este tipo de detalle.

Los detalles estructurales de una habitación como, por ejemplo, una columna, un techo alto o una pared de ladrillo marcan la diferencia en ese escenario. Un elemento como el comentado en este artículo puede convertirse en el punto focal de ese espacio.

0/5 (0 Reviews)