Cuando nos encontramos en estaciones del año como el otoño o el invierno nos apetece vestir la cama con los mejores textiles. Buscamos calidad y diseño a la hora de elegir piezas con las que dar vida al dormitorio, piezas como las que se pueden encontrar en más de un ecommerce

En este artículo vamos a compartir contigo hasta 5 consejos con los que lograrás vestir tu cama de la mejor forma posible durante todo el año. ¿Te apetece conocerlos?

1- Elige bien los tamaños

Puede parecer bastante obvio, pero lo cierto es que nunca está de más recordar que a la hora de hacerse con la ropa de cama hay que tener en cuenta las dimensiones para elegir bien los tamaños. De esta forma lograremos vestir la cama como es debido, logrando que a nivel visual el resultado sea perfecto. En ese sentido, en Tienda Nórdicos encontrarás toda la información que necesitas para acertar, ya que en las fichas de producto todo está muy bien detallado.

2- Los materiales también importan

Como podrás imaginar, los materiales que componen la ropa de cama también hay que tenerlos en consideración. De hecho, los textiles que van a estar en contacto directo con el cuerpo deberían ser de materiales suaves y agradables al tacto como por ejemplo el lino, el algodón o la seda. En invierno hay que decir que triunfa la franela por lo mucho que abriga, mientras que en verano es el raso el que entra en acción.

3- Los colores

Sin lugar a dudas, una de las decisiones más importantes que hay que tomar a la hora de vestir una cama es la que tiene que ver con el color o los colores que van a darle vida. Los tonos neutros, además de combinar muy bien con el resto de la decoración del dormitorio, son capaces de transmitir tranquilidad, motivo por el cual suelen ser muy populares. Los colores vivos solemos verlos en primavera y en verano, con diseños inspirados en la naturaleza que afectan de forma positiva en el estado de ánimo. En otoño y en invierno, sin embargo, son los colores fríos los que parecen tener más protagonismo. Sea como sea, lo que sí deberías considerar es el hecho de que la ropa de cama y las cortinas sean del mismo color o muy parecido.

dormitorio

4- Complementos que siempre suman

Además de pensar en la ropa de cama que se suele utilizar toda la vida, también hay que pensar en determinados complementos con los que podemos aportar calidez y un extra de belleza al dormitorio. Me refiero a plaids, mantas o finas colchas que se suelen colocar a los pies de la cama. Te pueden servir para añadir un toque de color a la cama, o bien para crear distintas tonalidades del mismo color.

5- Los cojines como elemento central

No los vas a utilizar para dormir, pero van a estar muy presentes en tu dormitorio a lo largo de todo el día. Los cojines son ideales para decorar la cama porque dan mucho juego a la hora de añadir otros materiales como por ejemplo el yute. Eso sí, hay que tener claro que deben colocarse de forma ordenada y en su justa medida, ya que de lo contrario el dormitorio puede transmitir sensación de caos.

0/5 (0 Reviews)