La decoración de la cocina pone el foco en la búsqueda del bienestar personal. Así ocurre cuando la prioridad del proyecto es que la estancia resulte muy práctica y cómoda para la familia. ¿Cómo crear un entorno con una estética relajante y acogedora?

1. Una encimera muy despejada

cocina-con-encimera-muy-despejada
La encimera es una de las partes más importantes de la habitación. Forma un perfecto conjunto con el mobiliario y los complementos. ¿Cómo incrementar la sensación de orden visual? Para conseguirlo, puedes reducir el número de elementos que quedan a la vista. Con frecuencia, algunos de esos utensilios se sitúan sobre la superficie de la encimera.

2. Un toque natural

ramo-de-flores-en-encimera-de-cocina
Existen muchas maneras de potenciar el encuentro con lo natural. Algunas cocinas se inspiran, por ejemplo, en la estética de una casa de campo que mantiene una perfecta conexión con el entorno. Los colores del paisaje también pueden integrarse en la composición de la decoración. Por otra parte, un ramo de flores es un punto focal cuando, por su excelente ubicación y belleza, se convierte en el centro de atención.

Por ejemplo, una cocina con una distribución en forma de isla puede integrar un toque floral en este núcleo. Un sencillo adorno combinado con un bonito jarrón renueva la habitación.

3. Una mesa muy cómoda

mesa-grande-de-cocina
La mesa es mucho más que un mueble práctico. Dicho elemento también posee un significado emocional como símbolo de encuentros y reuniones familiares. En torno a ese centro se desarrollan conversaciones que tienen un componente intergeneracional. Por ello, una decoración relajante también se fortalece con la elección de una mesa amplia y cómoda que forma un bonito conjunto con los asientos.

Una mesa que no solo puede ser perfecta para celebrar ocasiones especiales, sino también para comer y cenar en el día a día.

4. Realza el protagonismo de la luz natural

cocina-con-bonitas-vistas
La luz natural es tan importante que, uno de los aspectos que conviene valorar en la elección de un inmueble, es la orientación que tiene la vivienda. La orientación influye en el número de horas de luz solar que iluminan la casa. Pues bien, para tener una cocina con una decoración relajante, es muy importante que realces el protagonismo de la luz. Para ello, distribuye la estancia de tal modo que puedas disfrutar de unas bonitas vistas del paisaje visto desde la ventana.

5. Lámparas bonitas situadas de forma simétrica

lamparas-bonitas-situadas-de-forma-simetrica
La iluminación natural se complementa con otros recursos artificiales. La simetría es uno de los ingredientes que aporta una belleza especial a la configuración de un espacio. Dos lámparas colocadas de este modo sobre la encimera, la isla o la mesa completan con acierto la decoración. Si lo prefieres, para añadir ritmo a la composición, puedes utilizar tres elementos.

6. Integra el blanco en la combinación de colores

cocina-decorada-en-blanco-y-madera
Las características de la estancia muestran el gusto personal del propietario del inmueble. Los tonos presentes en la cocina reflejan algunas de sus preferencias. El blanco es uno de los tonos que está presente en la mayoría de los espacios. Es atemporal, luminoso y transmite una importante sensación de limpieza. Además de ello, proporciona una atmósfera muy relajante.

7. Personaliza la decoración

cocina-con-mesa-y-flores
Un espacio inspira una agradable sensación de calma cuando te sientes plenamente en casa. Así ocurre cuando te identificas con aquello que observas a tu alrededor. El lenguaje de las emociones también forma parte del proceso creativo. De este modo, consigues personalizar la estancia con detalles que tienen un valor sentimental. Matices que ponen el acento decorativo y aportan otras perspectivas.

¿Quieres tener una cocina con una decoración relajante? Planifica la composición de una estancia luminosa, acogedora y cálida.

0/5 (0 Reviews)