Cuando te fijas en alguien especial para ti, observas signos y sensaciones que te reafirman en la idea de que el sentimiento crece. En ocasiones, este enamoramiento solo queda en el plano de la ilusión.

 

1. No quieres cambiarle

No pretendes que esa persona se ajuste a tus expectativas, sino que te gusta tal y como es. Admiras muchas características y cualidades de ese alguien que ha traído una nueva felicidad a tu vida.

2. El tiempo que compartes es muy significativo

Los instantes vividos en su compañía dejan una memoria especial en tu corazón. Este recuerdo tiene un elevado valor emocional. Esperas con impaciencia el momento en el que puedas disfrutar de un próximo plan en común. Mientras tanto, el recuerdo de lo vivido dibuja una sonrisa en tu interior.

3. Te mueves en el plano de las certezas

Tal vez tengas algunas dudas en relación con esta historia, pero tienes una certeza importante en relación con tus propios sentimientos. De este modo, perseveras más allá de los obstáculos porque esa persona te interesa de verdad.

4. Si una persona te gusta de verdad no puedes ocultarlo

Cuando alguien te gusta, necesitas hablar de ello en algún momento. Por ello, haces partícipes a personas de confianza sobre aspectos relacionados con una historia que, desde tu punto de vista, es única e irrepetible.

pareja-en-picnic

5. Quieres ser tu mejor versión

Cuando alguien te gusta de verdad, quieres mostrar tus cualidades positivas y tu atractivo personal. No se trata de mostrar una apariencia que oculta una realidad diferente, sino del deseo de enamorarle y ser correspondido. Esa persona te importa de verdad y existe una evolución gradual en un sentimiento que crece cada día más.

Estos cinco consejos para saber si una persona te gusta de verdad pueden ayudarte a resolver las dudas que tengas al respecto.


0/5 (0 Reviews)