Los objetivos de decoración que tienen un valor estacional son característicos de cada periodo del año. Refrescar un ambiente es un propósito frecuente en un contexto marcado por altas temperaturas. ¿Qué aspectos visuales consiguen este efecto en una estancia?

1. Colores claros y suaves

sofa-gris-con-cojines
Los tonos empleados en la composición de la sala tienen un gran nivel de protagonismo, ya que describen el paisaje interior del lugar. Pero es posible integrar nuevos matices sobre un fondo versátil. Por ejemplo, conviene actualizar los complementos para refrescar visualmente la zona de estar.

Los cojines no solo añaden una agradable sensación de frescura cuando las fundas están elaboradas en tejidos ligeros. También consiguen este efecto cuando tienen un acabado en color claro.

3. Cortinas blancas y ligeras

cortinas-blancas
Los tejidos del invierno tienen un mayor peso visual y abrigan más la sala. Cubren las ventanas: puntos de luz natural que crean una continuidad entre el interior y el exterior. Durante el verano conviene potenciar el efecto contrario. Es el momento de dar protagonismo a cortinas muy ligeras con una elegante caída. Telas que se mueven suavemente al compás de la brisa cuando la ventana se abre al atardecer para ventilar la casa.

3. Lleva el paisaje del mar hasta la Sala

colores-refrescantes-en-salon
La naturaleza está muy presente en distintos estilos de decoración. La estética costera, por ejemplo, recrea la atmósfera de un universo de playa. Y, de este modo, lleva el color arena y el azul hasta la Sala. El resultado final es un look muy refrescante. Los colores transmiten una primera impresión. Utiliza este recurso para renovar la Sala durante el periodo de vacaciones.

4. Crea un rincón de relax

salon-comedor
La Sala es un espacio multifuncional, una habitación en la que cada zona tiene un uso práctico. Uno de los espacios que puede enmarcarse en el lugar es un rincón de relax. El objetivo principal de la pequeña superficie destinada a este fin es tener un rincón de la calma en casa.

Una propuesta de decoración que tiene un elevado valor emocional. Una tendencia que, por otra parte, puede mantenerse durante el resto del año. Las vacaciones propician un estado de ánimo marcado por la ilusión y la alegría. Emociones que forman parte de un horizonte de relax que alimenta el bienestar personal y la presencia consciente.

5. Flores

flores-sobre-la-mesa-de-centro
¿Cómo añadir un toque de frescura a la estética? Las flores consiguen esta agradable sensación, como puedes observar. Renuevan la zona de estar con sus bonitos colores. Y, además, forman una perfecta composición con un jarrón en un tono llamativo o en cristal. Decora la estancia con un ramo de tus flores preferidas para personalizar el entorno. De este modo, los elementos que observas a tu alrededor hablan de ti: son un reflejo de tu gusto personal.

6. Pocos adornos

salon-con-pocos-adornos
El verano también cambia algunas rutinas, influye de forma directa en el estilo de vida. Este es el periodo ideal para encontrar el tiempo suficiente para atender objetivos pendientes de realizar en el hogar. Incrementar el orden es una meta frecuente. Para ello, es recomendable eliminar todo aquello que sobra porque no añade valor al conjunto.

Cosas que ocupan un espacio pero no tienen una función práctica. Una sala que no presenta un exceso ornamental es la expresión de la máxima simplicidad. Una ligereza visual que influye de forma directa en la percepción que tienes de un escenario y en cómo te hace sentir.

0/5 (0 Reviews)