Consejos para estimular el balbuceo del bebé

52

El balbuceo forma parte de la comunicación que el bebé mantiene con el entorno. ¿Cómo estimular esta interacción en la vida familiar? Hoy te damos algunas ideas.

1. Habla con el niño

Habla con el niño de manera habitual en la rutina diaria. Acompaña a tu hijo con tus palabras y mensajes. Aunque él no te responda del modo en que lo hará dentro de un tiempo, sí te escucha. Nombra objetos del entorno mientras los señalas con el dedo. Es decir, vincula la imagen con la palabra.

2. Onomatopeyas

Existen palabras que resultan complejas para los niños. Tal vez, porque tienen alguna letra que es más difícil de pronunciar, por ejemplo, la “r”. Sin embargo, existen numerosos grupos de palabras. Y entre ellas, conviene destacar la importancia de las onomatopeyas.

Esta figura literaria es habitual en los cuentos. Este concepto hace referencia a aquellos sonidos que se utilizan para simular cosas, hechos o fenómenos de la naturaleza. Por ejemplo, las onomatopeyas de animales dan voz a los sonidos característicos de cada especie.

3. Lectura

El hábito de la lectura adquiere sentido en cualquier etapa vital. Y es en esta temprana edad cuando es posible incorporar esta rutina en la vida familiar. Los cuentos presentan ante los niños un universo nuevo. Y la lectura fomenta el balbuceo. Es importante seleccionar libros adecuados para la edad del lector. En este momento, conviene elegir aquellos que presentan grandes ilustraciones. La propia imagen transmite una información por sí misma.

Además, poniendo en conexión este apartado con el previo, conviene recordar que muchos cuentos infantiles están protagonizados por animales que adquieren características humanas a través de la personificación.

4. Responde a su comunicación

Cuando tú hablas y nombras objetos del entorno, tu bebé te escucha. Pero él también interactúa contigo a través de su balbuceo. Por ello, responde a su comunicación.

 

0/5 (0 Reviews)